Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Un acercamiento a la intimidad de Nijolė Šivickas y Antanas Mockus

A propósito de la llegada a cines del país de "Nijolė: la huella de la existencia", la película plantea una conversación sobre la memoria, la vejez y la pulsión del arte en medio de una conmovedora relación de una madre con su hijo a partir de un viaje a sus raíces.

Nijole: La huella de la existencia
Nijolė: la huella de la existencia estará en los cines del país a partir del 11 de agosto.

El enigma siempre atrae. Aquello desconocido que se configura como el misterio ejerce una fuerza en nosotros por develarlo y si algo se aprende buscando el destino, es que más allá de músculos, carne y huesos, la humanidad en su infinita individualidad, es el mayor acertijo. Por ello, cada obra, retrato, escrito y en este caso, cada filme biográfico es una pieza fundamental para comprendernos de forma colectiva. Nijolė: la huella de la existencia el primer largometraje del director italiano Sandro Bozzolo, autor de los libros Un alcalde extraordinario. Historia de Antanas Mockus, Superciudadano de Bogotá y Para contar la luz, que reconstruye la historia de los pioneros del cine colombiano Francesco y Vincenzo Di Domenico y coescrita junto a la guionista e investigadora María Cecilia Reyes exploran la intimidad de la artista bajo su relación con Antanas Mockus, su hijo.

De Nijolė Šivickas de Mockus sabemos a penas lo necesario. Su llegada como migrante a Colombia, su viudez, su pensamiento sobre el mundo del arte, la necesidad imperiosa de producir una obra y su papel como madre de una de las figuras políticas más relevantes de las últimas décadas en el país. Su relación con los medios y la vida pública fue limitada hasta que los reflectores se pusieron sobre ella cuando la carrera política de Antanas Mockus creció. Sin embargo, en el filme, no se hace un recorrido cronológico por la vida de la artista. Al igual que la memoria, la película concentra fragmentos de su vida a partir de una exposición retrospectiva, un viaje a su natal Lituania y la cotidianidad de los días en su taller.

Publicidad

La intimidad es incomoda. De forma obvia, no para aquellos que la componen, si no para los espectadores que de forma casual se ven inmersos en un mundo que no admite ventanas o puertas por las cuales echar un vistazo. La intimidad, tantas veces añorada en el arte, esa habitación propia por la cual Virginia Woolf indagó tanto, es aquí proyectada. Nijolė nunca ocultó su molestia por la invasión a su espacio, no solo en el filme, sino en su vida en general. La compañía, para ella, se reducía a sí misma, su obra, su gato y por supuesto Antanas junto a algunos familiares.

Nijole: La huella de la existencia

La sensación que invade todo el filme, es un incomodidad proveniente de Nijolė, no porque se esté documentando parte de su vida, sino porque a lo largo de su existencia permaneció como extranjera, no en Colombia, como inmigrante, si no de la humanidad. Nos hace preguntarnos en algún punto, si la curiosidad por el misterio de su figura, es suficiente justificación para adentrarnos en su mundo solitario. De allí esa complejidad que habló Bozzolo como director, para enfrascarse en este retrato.

Como contraparte, tenemos a Antanas. En él recae el hilo narrativo. Es el encargado de contar su historia, la de su madre y la de sus ancestros. Acostumbrado a las cámaras, entiende su papel, es que el impulsa a la figura de su madre para dejar un documento audiovisual que nos de pistas de su pensamiento, para que muestre su trabajo y sobre todo, para el mundo, tan necesitado de figuras que admirar tenga una más en su lista. Él, contrario a su madre, no tiene problemas en mostrar lo que siente o en decir lo que piensa. Fiel a su imagen, se muestra genuino.

El documental, es un retrato persistente y fiel a la cotidianidad de una figura compleja como Nijole acompañada del profundo amor evidente de Antanas y ha sido proyectada en el DOK Leipzig, el FICCI, el Biografilm de Bolgna, Vilnius Documentary Film Festival de Lituania, Festival Ojo Latino Grenoble, Francia y galardonada con el Mejor Proyecto de Documental en 2017 con el New Directors New Voices Espinho Fest.

Publicidad

La película esta en las salas del país desde el 11 de agosto. En Bogotá estará en la Cinemateca de Bogotá, el Cinema Paraíso y Royal Films de San Martín. En Medellín se proyectará Museo de Arte Moderno de Medellín (MAMM), el Colombo Americano y Procinal - Las Américas. En Cali estará en la Cinemateca La Tertulia y en Barranquilla en la Cinemateca del Caribe. Para más información sobre las proyecciones en el país puede consultar las redes sociales de Distrito Pacifico Cine.

Recuerde conectarse con la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.

Publicidad