Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Rodrigo García habla sobre la adaptación audiovisual de "Noticia de un secuestro"

A propósito de la llegada a Prime Video de la serie "Noticia de un secuestro" basada en el libro homónimo de Gabriel García Márquez, hablamos con Rodrigo García sobre los retos que tuvo la adaptación.

Rodrigo García
Rodrigo García Barcha observa el monumento a su padre, el escritor colombiano y premio Nobel Gabriel García Márquez (1927-2014), que develó en el antiguo monasterio de La Merced, donde fueron enterradas las cenizas del escritor, en Cartagena, Colombia.
LUIS ACOSTA/AFP

Noticia de un secuestro es una producción que llegará a la plataforma de streaming Prime Video el próximo 12 de agosto en un estreno mundial que incluye más de 240 países y territorios. La historia está basada en el libro homónimo del nobel de literatura Gabriel García Márquez publicado en 1996 donde narra el secuestro de un total diez personas de la vida pública nacional por el grupo Los extraditables con el fin de presionar a la opinión publica y el gobierno nacional contra los estamentos legales de la extradición de narcotraficantes a Estados Unidos.

La serie que tendrá seis capítulos en total fue dirigida por el chileno Andrés Wood (Machuca, 2004) junto con el apoyo del hijo del escritor y nobel colombiano en la producción del guionista y director Rodrigo García acompañado de un casting encabezado por Majida Issa y Juan Pablo Raba, acompañados de Cristina Umaña, Carmenza Gómez, Julieth Restrepo y Constanza Duque, quienes fueron los encargados de interpretar a Maruja Pachón, Alberto Villamizar, Diana Turbay, entre otros.

Publicidad

A vísperas de su estreno mundial, el pasado dos de agosto en la ciudad de Bogotá se realizó el lanzamiento de la serie en el Centro Cultural Gabriel García Márquez, con la proyección del primer episodio en medio de una sala acompañada por velas en las sillas del recinto como "homenaje a quienes dejaron una silla vacía por causa del secuestro" en un evento que además contó con una alfombra con todo el reparto y el equipo de producción, encabezados por Wood y García.

Entrevisté a cuantos protagonistas me fue posible, y en todos encontré la misma disposición generosa de perturbar la paz de su memoria y reabrir para mí las heridas que quizás querían olvidar. Su dolor, su paciencia y su rabia me dieron el coraje para persistir en esta tarea otoñal, la más difícil y triste de mi vida. Mi única frustración es saber que ninguno de ellos encontrará en el papel nada más que un reflejo mustio del horror que padecieron en la vida real. Sobre todo las familias de las dos rehenes muertas -Marina Montoya y Diana Turbay-, y en especial la madre de ésta, doña Nydia Quintero de Balcázar, cuyas entrevistas fueron para mí una experiencia humana desgarradora e inolvidable. Esta sensación de insuficiencia la comparto con dos personas que sufrieron conmigo la carpintería confidencial del libro: la periodista Luzángela Arteaga, que rastreó y capturó numerosos datos imposibles con una tenacidad y una discreción absoluta de cazadora furtiva, y Margarita Márquez Caballero, mi prima hermana y secretaria privada, que manejó la trascripción, el orden, la verificación y el secreto del intrincado material de base en el que varias veces nos sentimos a punto de naufragar. Para todos los protagonistas y colaboradores va mi gratitud eterna por haber hecho posible que no quedara en el olvido este drama bestial, que por desgracia es sólo un episodio del holocausto bíblico en que Colombia se consume desde hace más de veinte años. A todos ellos lo dedico, y con ellos a todos los colombianos -inocentes y culpables- con la esperanza de que nunca más nos suceda este libro.
Fragmento de "Gratitudes" capítulo inicial de "Noticia de un secuestro", Gabriel García Márquez.

Para el director y guionista, quién dirigió episodios en series como The Sopranos y Six Feet Under , quién alguna vez declaró no estar interesado en llevar a la pantalla la obra de su padre por tener obsesiones y temas diferentes, la apuesta de Prime Video por el formato de una serie para la novela, fue fundamental para entrar de lleno en el proyecto: "Siempre pensé que el libro podía ser una obra audiovisual excelente, en un momento se intentó hacer como largometraje, pero es una historia que no cabe en dos horas. Cuando las plataformas como Prime Video empezaron a hacer este tipo de series, donde podía hacerse las horas necesarias y sobre todo que permitiese grabarse localmente, filmadas en Colombia y en español, que era la forma que le hubiera gustado hacerla a Gabo hacerla fue cuando me animé a decir << este es el momento de hacerla>>".

Si bien, como menciona Rodrigo García, no es la primera vez que la novela se pensó para ser adaptada audiovisualmente. En 2008, incluso, con el apoyo de Gabriel García Márquez y un guion adaptado de la mítica Aída Bortnik con la dirección de Pablo Pedro Ibarra, no llegó a rodarse, aún teniendo confirmado un casting con nombres como Salma Hayek y Benicio del Toro.

Además, agregó, al preguntarle sobre los retos de adaptar una obra literaria de estas características al lenguaje audiovisual que "la adaptación fue difícil, por supuesto. Hay que tomarse libertades, hay eventos y personajes que no están en el libro, que se inventaron; pero, lo más difícil de lograr es que la película tenga la esencia del libro, al igual que el libro tuvo la esencia de los eventos. O sea, no es exactamente lo mismo, pero se entiende un país, una problemática de violencia y sobre todo el sufrimiento de las víctimas y de sus familiares".

Publicidad

Recuerde conectarse con la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.