Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

El músico de la semana: Malcolm Henry Arnold

El invitado de hoy en esta nueva edición de El músico de la semana es el compositor británico Malcolm Henry Arnold, uno de los más importantes de la segunda mitad del siglo XX y quien murió el 23 de septiembre de 2006, a los 84 años.

Malcolm Henry Arnold
Malcolm Henry Arnold falleció el 23 de septiembre de 2006.
El Mirador Nocturno.

Malcolm Arnold fue uno de los creadores más prolíficos de la música contemporánea con cerca de trescientas composiciones repartidas entre música para cine y concierto.

Arnold estudió trompeta, dirección de orquesta y composición en el Real Colegio de Londres. Posteriormente fue solista de trompeta en la Filarmónica de Londres y a partir de 1948 se consagró enteramente a la composición, forjándose un estilo de escritura melódico y armónico que atrajo de inmediato al gran público.

Malcolm Arnold compuso más de una veintena de conciertos para diferentes instrumentos: para clarinete, flauta, oboe, trompa, trompeta, dos violines, cello, guitarra.

Todos ellos fueron dedicados a solistas concretos, razón por la que en todos queda reflejada de una u otra manera el estilo del solista al que iban dirigidos: Benny Goodman (clarinete), Larry Adler (flauta travesera), Julian Lloyd Webber (violoncello) o Yehudi Menuhin (violín) fueron algunos de sus destinatarios. Entre estos conciertos uno de los más interpretados y conocidos es el Concierto Op. 67, compuesto para el guitarrista inglés Julian Bream.

Publicidad

Las obras orquestales de Malcolm Arnold, descontando sus conciertos con solista y sus sinfonías, son principalmente oberturas melódicas, con fuertes reminiscencias del lenguaje musical cinematográfico, muchas de ellas compuestas con fines ceremoniales o conmemorativos por encargo.

Son sus obras para orquesta menos densas y más ligeras, destacando sus series de Danzas orquestales ambientadas en diferentes territorios del Reino Unido: dos series de Danzas Inglesas (encargadas por la BBC para un concierto en el que habían de interpretarse las Danzas Eslavas de Anton Dvorák), Danzas Escocesas, Danzas de Cornualles, Danzas Irlandesas y Danzas Galesas.

A pesar de no ser sus obras más complejas en el apartado técnico, las Danzas Inglesas son, probablemente, las más conocidas de las obras orquestales de Arnold.

Las sinfonías son el principal legado musical de Malcolm Arnold. Aunque poseen elementos comunes, cada una de ellas refleja de diferentes maneras el estilo del autor. Se ha señalado con frecuencia la influencia de Mahler, a pesar del distanciamiento expreso de Arnold del concepto que de la sinfonía tenía el músico austriaco.

Mucho más evidente es la influencia de Shostakovich, lo que le valió a Malcolm Arnold el sobrenombre de el Shostakovich inglés. Otras influencias geográficamente más cercanas serían las de Edward Elgar, Benjamin Britten, o las de su amigo el compositor inglés William Walton, o la orquestación del inglés Gustav Holst en su obra Los planetas.

Las sinfonías de Arnold cubren el período comprendido entre 1949 y 1986, y a pesar de ser piezas importantes en el conjunto de la música inglesa del Siglo XX, y en concreto en el recorrido histórico del sinfonismo inglés, son muy poco conocidas fuera del Reino Unido.

Publicidad

En la producción musical de Malcolm Arnold se destacan sus obras de cámara. Entre ellas, su Sonata para flauta y piano Op. 121, escrita en 1977 por encargo del Welsh Arts Council. La Sonata fue dedicada a James Galway, quien la estrenó junto con el pianista Anthony Goldstone durante el Festival de Cardiff.

Escuche una selección de obras maravillosas y más datos acerca del maestro Malcolm Henry Arnold en esta nueva edición de El músico de la semana, el lunes 18 de septiembre a las 3:00 p.m. por la señal en vivo de la HJCK.