Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

De Chavín a los Incas, el Perú antiguo por primera vez en el Museo Británico

Tras la histórica muestra, 40 piezas del Perú antiguo formará parte de la colección del Museo Británico.

Peru.png

Desde la antigua cultura chavín hasta el presente, pasando por los incas, nasca o chimu, el Museo Británico explorará 3.000 años de historia de Perú en una exposición sin precedentes para la que 40 piezas excepcionales se sumarán a su impresionante colección. "Es la primera gran exposición que se realiza en Reino Unido dedicada al Perú y a sus culturas antiguas", explicó Cecilia Pardo, excuradora jefe del Museo de Arte de Lima contratada por la institución británica para coordinar esta muestra.

"Perú: un viaje en el tiempo", que se podrá visitar en Londres del 11 de noviembre al 20 de febrero, mostrará unos 120 objetos, un tercio de los cuales serán prestados por nueve instituciones peruanas, entre ellas varios complejos arqueológicos. "La historia se construye permanentemente y en el Perú la arqueología es una actividad que continúa en proceso", afirma Pardo, que trabajó un año y medio preparando la muestra, concebida para coincidir con el bicentenario de la independencia de Perú.

Entre los objetos que viajarán desde Perú destaca un tocado de oro de 2.500 años de antigüedad y unas orejeras funerarias, halladas en el yacimiento de Kuntur Wasi, en Cajamarca, decoradas con motivos en relieve de rostros humanos con colmillos de felino y apéndices de serpiente. El objeto más antiguo que se prestará es una vasija ceremonial de la cultura Cupisnique, datada en torno al año 1200 a.C, con la forma de un cuerpo humano retorcido, posiblemente una persona con una enfermedad que causaba flexibilidad inusual, una habilidad venerada en esta cultura.

Estos objetos, la mayoría de los cuales no se ha visto nunca en el Reino Unido, se sumarán a unas 80 piezas propiedad de las inmensas reservas del Museo Británico, algunas de las cuales tampoco han sido nunca expuestas. Incluyen desde una túnica inca de algodón de mil años de antigüedad con la representación simbólica de océanos, montañas y junglas -los tres paisajes de este país de inmensa diversidad geográfica- hasta minúsculas figuras ceremoniales humanas realizadas en orfebrería.

"Vamos a invitar a los visitantes a viajar a una de las regiones más cautivadoras del mundo", afirmó Hartwig Fischer, director del British Museum, en la primera presentación en persona realizada por la institución desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020. A través de tejidos -excepcionalmente preservados por las condiciones de humedad y temperatura de los Andes-, instrumentos musicales, objetos funerarios o de la vida cotidiana, la exposición explorará la concepción del poder, la economía, el género, la agricultura o las creencias desde la antigua cultura Chavín (1200 a.C. a 500 a.C.) hasta la caída de la civilización Inca ante los conquistadores españoles en 1532.

"El público británico puede haber oído hablar de Machupichu pero generalmente se queda ahí y con esta exhibición los llevamos mucho más atrás en el tiempo", explicó el arqueólogo inglés Jago Cooper, comisario del museo para las Américas. De los Paracas y Nasca (año 100 al 650) en el sur, a los Moche (100-800) y Chimu (100-1470) en el norte, la exposición busca "descubrir y entender" seis sociedades diametralmente distintas a las occidentales. El recorrido termina con una mirada al legado andino y cómo el Perú actual es reflejo de la combinación de culturas, religiones y transformaciones durante 3.000 años. Hasta ahora, la muestra está planteada para audiencia europea.