Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

La poesía como un boga: Una mirada a Candelario Obeso

Candelario Obeso oriundo de Mompox marcó la historia literaria del país y de América Latina con su obra "Cantos populares de mi tierra" publicada en 1877 donde reivindicaba el lenguaje utilizado por las comunidades negras para hacerle frente a una sociedad marcada por el racismo imperante en la nación.

Candelario Obeso
Candelario Obeso es considerado el precursor de la poesía negra con su poemario "Cantos populares de mi tierra" publicado en 1877.

Aunque la poesía no es una camisa de fuerza y cada poema tiene un destino, recitar de memoria tan solo algunos de los versos de Candelario Obeso debería ser una obligación moral: "Trite que etá la noche, / La noche qué trite etá; / No hay en er cielo una etrella / Remá, remá" escribió en el que quizá sea su poema más famoso "Canción der boga ausente" uno de los 16 que conformarían el libro que catalogaría al poeta como el padre de la poesía negra en Suramérica: "Cantos populares de mi tierra".

Para entender la obra del poeta debemos remitirnos a su origen. Nació en Mompox en 1849. Allí vivió hasta que se vio obligado a remontar el río Magdalena para llegar a Bogotá en 1866 producto de una beca para estudiar en el Colegio Militar de la ciudad y dejar atrás la educación que había caído a cargo de su padre y el sacerdote Pedro Salzedo por la guerra civil. Un año después estudiaría en la Universidad Nacional donde pasaría por las facultades de ingeniería, derecho y ciencias políticas. A lo largo de su vida se desempeñaría como maestro en su tierra natal, cónsul en Francia, tesorero municipal, traductor y por supuesto escritor y poeta.

Publicidad

En su labor intelectual y creativa la lucha constante con la discriminación por su color de piel marcaron su historia. Si bien, en algunas de sus estadías en Bogotá logró vincularse al circulo literario más importante de la época resumido en el periódico local de "El Rocío" con colaboraciones y varios escritos de diversos tipos, en la sociedad colombiana en general aún estaba presente esa visión racista de las comunidades afro como ciudadanos de segunda categoría. La abolición de la esclavitud en Colombia solo llevaba algunos de años de promulgada (1851) y el círculo de no se abriría tan fácil para un poeta que además no pertenecía tampoco a la burguesía de la capital.

Si bien la obra de Candelario se redujo a cinco entregas entre poemarios y novelas, fue con su segundo libro "Cantos populares de mi tierra" que alcanzaría la fama a nivel nacional. Una obra que en perspectiva además de un referente dentro del "Romanticismo" puede considerarse como política, compuesta de 16 poemas que reivindicaba el lenguaje (dialecto) utilizado por las comunidades negras y en especial, los protagonistas de aquellos versos: los bogas (aquellos trabajadores del río que transportaban y cargaban embarcaciones a remo).

La negra re mi arma mía, / Mientra yo brego en la má, / Bañao en suró por ella, /¿Qué hará? ¿Qué hará?
Fragmento "Canción der boga ausente" - Candelario Obeso (1877).

Pensados y escritos para ser leídos en voz alta y evocar aquellos ritmos propios de los habitantes de su tierra, el poeta logró sentar un precedente sin comparación sobre un orgullo sin la mirada de la exotización europea y el aislamiento intelectual de la sociedad colombiana frente a las comunidades negras en América latina con una obra plagada de una calidad literaria que a día de hoy lo catapultan como uno de los precursores de la poesía negra más importantes de la región en el siglo XIX.

Tan solo siete años después de esta publicación, Candelario Obeso se suicidaría por desamor disparándose en el estómago. Esta historia se ha puesto en entredicho argumentando que fue un accidente mientras limpia el arma. Sin embargo, todo parece indicar que esta versión se creó para que se le fuera dada la absolución religiosa en los días que duró agonizando. Su cuerpo, yace en el Cementerio de su natal Mompox. Su obra, permanece vigente hasta nuestros tiempos.

Publicidad

Recuerde que puede conectarse con la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.