Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

La banda sonora de la caída del Muro de Berlín

Aunque varias de estas canciones que hicieron historia fueron insospechadas, o simplemente no tuvieron nada que ver en este momento decisivo para el mundo, inevitablemente se escuchan y evocan la caída del Muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989.

descarga (1).jfif
Mstislav Rostropóvich es considerado uno de los violonchelistas más destacados de la historia.
Cortesía

Desde el polifacético David Bowie hasta el solemne violonchelo de Rostropóvich, la caída del Muro de Berlín y la revolución pacífica que la acompañó están asociadas a canciones y conciertos que pasaron a la posteridad. Hemos seleccionado para ustedes algunas de las canciones que hace 32 años formaron parte de la caída de este muro, un hecho histórico crucial para entender el mundo tal y como existe hoy.

Scorpions – “Wind of Change”

La melancólica balada rock y su mítico silbido de apertura se han convertido en el símbolo musical del fin de la Cortina de Hierro. Klaus Meine, el cantante de Scorpions, escribió la letra cuando volvió de Moscú. En el verano de 1989, el grupo había sido invitado a tocar en un festival, idea de Mijaíl Gorbachov para marcar la Perestroika, “este viento de cambio” iniciado en la URSS. Grabada en 1990, “Wind of change” sigue siendo la canción más vendida de todos los tiempos en Alemania.

Publicidad

Udo Lindenberg – “Sonderzug nach Pankow”

Impedido por las autoridades de República Democrática Alemana de ir a tocar al este, el rockero alemán Udo Lindenberg responde en 1983 con esta provocadora canción y ataca frontalmente al secretario general Erich Honecker, retratado dirigiendo rígida e hipócritamente a Alemania del este al mismo tiempo que escucha en secreto la radio del oeste. El legendario roquero irreverente finalmente podrá cantar en Berlín oriental en octubre del mismo año, aunque no esta canción.

David Hasselhoff – “Looking for freedom”

El reconocido actor de "Guardianes de la Bahía", con un lejano origen alemán, había reinterpretado este polvoriento éxito pocos meses antes de la caída del Muro. La víspera del Año Nuevo de 1989, David Hasselhoff se lanza, encaramado sobre restos del muro y vestido con una chaqueta de lentejuelas, en un flagrante y endiablado playback de “Looking for freedom”. Desde entonces “The Hoff” se ha convertido en un ícono en Alemania e incluso tiene un museo dedicado a él en Berlín.

Publicidad

Bowie & Springsteen, los héroes del este

El 6 de junio de 1987, David Bowie, que vivió varios años en Berlín, actuó al pie del Muro, donde jóvenes berlineses desafían a la policía para escuchar esta música “decadente” y prohibida. “El muro debe caer”, gritan mientras estallan los enfrentamientos. Este concierto se convierte así en uno de los puntos de partida de la protesta popular en RDA. Un año después, el régimen se debilita y Bruce Springsteen es invitado a tocar delante de 300.000 berlineses del este, ávidos de rock y libertad.

Rostropóvich interpreta a Bach

“He venido a tocar aquí para que se recuerde a todos los que murieron por este Muro”. El 11 de noviembre de 1989, el virtuoso ruso en el exilio Mstislav Rostropóvich toma un vuelo París-Berlín. El anciano, con su violonchelo en la mano, se abre camino entre la multitud exaltada reunida en el Checkpoint Charlie. Encuentra una silla y empieza a tocar una sonata de Bach al pie de la pared pintada. En un silencio conmovedor, aunque algunos no reconocieron al famoso músico, el recital improvisado fue retransmitido en directo por varias televisiones y conmocionó al mundo entero.

Publicidad

Pink Floyd – “The Wall”

A pesar de su título, la famosa canción de Pink Floyd de 1979 no se inspira en absoluto en el Muro de Berlín. Pero se vuelve emblemática -en una versión dúo con Cyndi Lauper- gracias al concierto organizado por el fundador del grupo, Roger Waters, ocho meses después de los acontecimientos. En las ruinas de la antigua “tierra de nadie”, se reconstruyó un muro de 170 metros de longitud que luego es destruido en el escenario, durante este concierto al que asisten más de 350.000 personas.

Kaoma – “Lambada”

La canción del grupo caribeño era simplemente, en el oeste, la canción del verano en 1989. Y, al pie de la puerta de Brandeburgo, muchos alemanes en regocijo, entre ellos un policía uniformado (como lo registraron varias agencias de noticias), comienzan en noviembre de 1989 a bailar apretados, delante de una cámara de televisión, esta melodía, sinónimo de libertad y de alegría de vivir.

Publicidad