Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

35 años de "Who Wants to Live Forever" de Queen

Uno de los éxitos más populares de la banda británica fue lanzado hace 35 años.

freddie-whowants.png

Hace 35 años, la banda británica Queen publicó Who Wants to Live Forever, una balada compuesta por el guitarrista Brian May interpretada al estilo de rock sinfónico que estaba incluída de su álbum A Kind of Magic y era parte de la banda sonora de la película Highlander (Los inmortales).

La canción, que fue lanzada el 15 de septiembre de 1986, alcanzó el número 24 en las listas del Reino Unido y se mantuvo por varias semanas en el ranking de las más escuchadas en la radio. En 1991, tras la muerte de Freddie Mercury, la canción formó parte del lanzamiento del disco de grandes éxitos.

Publicidad

Según lo ha mencionado en varias entrevistas, Brian May escribió la canción en el asiento trasero de su automóvil luego de ver un primer corte de la película en la cual sería incluida. Por otra parte, el vídeo fue dirigido por David Mallet y filmado en un almacén en Tobacco Wharf en el East End de Londres en septiembre de ese mismo año. En la interpretación se presentaba a la National Philharmonic Orchestra con cuarenta coros y cientos y cientos de velas que permanecen encendidas durante la filmación mientras que aparece en escena Freddie Mercury con un traje de esmoquin.

Publicidad

El nombre de la canción proviene de una expresión dicha por Brian Blessed interpretando al Príncipe Vultan en la película Flash Gordon (película para la cual Queen también hizo su banda sonora), cuando el héroe de la película decide pilotar la nave capturada al ejército del malvado Ming.

Desde su lanzamiento, Who Wants to Live Forever ha sido versionada en varias ocasiones por distintos artistas, entre ellos Seal en el concierto en tributo a Freddie Mercury en 1992. El tema es recordado como una de las canciones predilectas entre sus fans e incluida en la revista Rolling Stone como la quinta mejor canción de la banda, tras una encuesta que lanzó en 2014.

Publicidad