Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

García Villegas: El miedo es la emoción principal en Latinoamérica

Para el escritor colombiano Mauricio García Villegas (Manizales, 1959) el miedo es la emoción principal de América Latina, a partir de la que se desencadenan otras muchas como la furia, la desconfianza o el delirio", sentimientos que protagonizan los capítulos de su último libro, "El viejo malestar del nuevo mundo".

Mauricio García Villegas
Foto de archivo del escritor colombiano Mauricio García Villegas.

El odio, la tristeza o la envidia son algunas de las emociones descritas por el filósofo neerlandés Baruch Spinoza (1632-1677), que García Villegas escoge para delinear las bases de esta obra, en la que repite el formato ensayo, sobre Latinoamérica.

Esas emociones están "sobre todo en sus sistemas políticos", señala el autor en una entrevista con EFE en Madrid, donde presenta el libro.

"El viejo malestar del nuevo mundo" (editorial Planeta) es el claro sucesor de "El país de las emociones", publicado en 2020, en el que el escritor se enfoca en Colombia, su país, aunque afirma sentirse "más paisa (como se denomina a los naturales de las regiones de Antioquia y el Eje Cafetero) que colombiano", pero a la vez "más latinoamericano que paisa".

La desconfianza de las fronteras

García Villegas analiza en su libro las fronteras, que a su juicio son "caprichosas". El escritor colombiano critica que los ciudadanos de Latinoamérica hayan olvidado las semejanzas identitarias que los unen, y anhela un alejamiento del "tribalismo y el cerramiento de las fronteras": "que nos sintamos latinoamericanos como la gente de Europa se siente europea".

Publicidad

“Parte de la explicación de por qué América Latina está debilitada es porque las negociaciones siempre son de manera individual”, indica García Villegas, para quien en esas negociaciones se aísla a los pueblos y se pone el énfasis en lo que los distingue y no en el sentimiento que los une. Es decir, "cada país vela por sus propios intereses", subraya.

La búsqueda de la verdad

El autor de "El viejo malestar del nuevo mundo" se muestra muy interesado en cómo las pasiones influyen en las leyes y la política, a veces incluso nublando el juicio: "buscamos aquello que confirma lo que ya creemos, antes que lo que nos ponga en tela de juicio y búsqueda de la verdad”, opina.

"Nuestra mente está mucho más dispuesta a militar para nuestros propios grupos que en el descubrimiento de la verdad”, algo también muy condicionado por las redes sociales.

De éstas, al colombiano le preocupa el impacto que tienen en las democracias. "Mi gran temor es que el espectro político que aparece en redes sociales refleje el voto, algo que no coincide con lo que piensa la gente", señala.

El ensayo de García Villegas se centra en las emociones tristes, pero no olvida otras como la pasión, -"nada importante se hace sin pasión"-, y a la vez asume que tiene que haber un equilibrio entre ambas. "Las constituciones y el derecho son una especie de mástil que protege a los países contra pasiones desaforadas y emocionales", explica.

El escritor aboga porque las emociones se enseñen la escuela "de la misma manera que se explican matemáticas o historia”, y porque la enseñanza no sólo se base en el puro conocimiento cognitivo sino “que se luche contra la incertidumbre y se enseñe a través de educación sentimental, que no recaiga siempre en la familia y la iglesia”.

Publicidad

En el futuro, le gustaría investigar sobre los debates acerca de la felicidad, “tanto individual como colectiva”, y sobre “el desprestigio de la ilustración en los jóvenes”, pero confiesa que por ahora tan sólo tiene “anotaciones” de esos temas. Recuerde conectarse con nuestra señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.