Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Rusia ignora a restauradores y expondrá el icono ortodoxo más famoso en catedral de Moscú

El Ministerio de Cultura de Rusia ignoró la opinión de expertos y restauradores al anunciar que el icono más famoso de la ortodoxia, la Trinidad de Andréi Rubliov, será expuesto durante dos semanas en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú

Catedral Moscú
Una paloma se posa sobre una estatua del águila bicéfala, emblema estatal de Rusia, en el jardín Alexandrovsky (de Alejandro) de Moscú el 10 de mayo de 2023, con la catedral de Cristo Salvador como telón de fondo, réplica del edificio original de principios del siglo XIX que fue volado por orden de Stalin en 1931 para dejar espacio al enorme Palacio de los Soviets, que nunca llegó a erigirse.
ALEXANDER NEMENOV/AFP

"El icono se exhibirá en la Catedral de Cristo Salvador en Moscú para los servicios festivos y la adoración de los fieles en la fiesta ortodoxa de la Trinidad el 4 de junio", señala el comunicado ministerial.

El icono, cuyo estado es delicado, por lo que los expertos advierten del "grave riesgo" que supone su traslado, será expuesto en la mayor catedral de Rusia durante dos semanas.

"Seguidamente, el icono será sometido al planeado proceso de restauración y conservación por parte de los mejores especialistas", señala.

El ministerio subrayó que la obra de arte y, al mismo tiempo, reliquia ortodoxa, recibirá todos los cuidados con los métodos más modernos durante el traslado y su exposición temporal. La noticia fue adelantada por el portavoz presidencial, Dmitri Peskov, quien había asegurado días antes que el Kremlin tendría en cuenta la opinión de los expertos.

Publicidad

El presidente ruso, Vladímir Putin, regaló la pasada semana dicho icono a la Iglesia Ortodoxa, cuyo patriarca, Kiril, reconoció que sólo se lo había pedido prestado por dos semanas.

Hace unos días, prestigiosos expertos culturales rusos se dirigieron en una carta a la ministra de Cultura, Olga Liubímova, para que no entregue a la Iglesia el icono.

"La suerte de la obra maestra de la pintura rusa de la Edad Media despierta una profunda inquietud entre todos los que apreciamos la cultura medieval rusa", señala la carta publicada en la página web de la Asociación de Historiadores del Arte.

Los expertos recuerdan que su traslado en julio de 2022 al monasterio de Sérguiev Posad, cerca de Moscú, ya provocó daños en 60 lugares de la superficie del icono, la mayor obra de Rubliov (1360-1428), considerado el mayor iconógrafo de Rusia.

Pese al trabajo de los restauradores, "su degradación, provocada por su traslado al monasterio, avanza", por lo que los integrantes de la comisión de cultura antigua y medieval de la Academia de Ciencias de Rusia llegaron a la conclusión de que el icono no puede abandonar la Galería Tretiakov ni siquiera "por un corto espacio de tiempo".

La Iglesia tenía intención de exponerlo el 4 de junio y después trasladarlo definitivamente a la Catedral de la Trinidad de Sérguiev Posad.

Publicidad

"Las decisiones de los dirigentes no se discuten, sino que se cumplen. Las cumplen todos los ciudadanos que respetan la ley. Y la misión de los profesionales es cumplirlas con dignidad", dijo Leonid Kalinin, jefe del consejo de expertos del Patriarcado para la cultura eclesial, a la agencia Interfax.

El icono se encuentra desde 1929 entre los fondos de la Galería Tretiakov, la principal pinacoteca de la capital rusa, por decisión de las autoridades soviéticas.

La decisión de Putin, un creyente confeso, no ha sido bien recibida por parte de la sociedad rusa, ya que en los últimos 20 años ya han sido muchas las prebendas que ha recibido el Patriarcado de Moscú, que se han enriquecido, según sus críticos, y apoya sin tapujos la campaña militar rusa en Ucrania. No olvide conectarse a la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.