Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

"Ovarios Calvarios", una exposición de cerámica por Andrea Echeverri

Echeverri propone una reflexión sobre la violencia sexual en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la NO Violencia Contra La Mujer. La exposición puede visitarse en el Claustro San Agustín, hasta el próximo 29 de mayo del 2022.

COLP_252135.jpg

La dirección de Patrimonio Cultural de la Universidad Nacional invitó a la compositora, artista plática y cantante Andrea Echeverri a conmemorar el Día Internacional de la NO Violencia Contra La Mujer, el pasado 25 de noviembre, una fecha que fijó la ONU en 1999. Echeverri, desde los distintos escenarios en los que ha estado, ha sido vocera de la libertad y la defensa de los derechos de las mujeres, una línea discursiva que habita algunas de las canciones de Aterciopelados y también, como una distinción estética que la ha caracterizado en el panorama musical del rock en el país. Además, en su proyecto solista como Ruiseñora ha sido honesta con sus reflexiones y ha convocado a otras cantantes en la difusión de su mendaje.

Como resultado de esta invitación nace "Ovarios Calvarios", una exposición de cerámicas musicalizada con distintas piezas que cuentan con la participación de artistas como La Muchacha, Las Añez y la mexicana Vivir Quintana.

María Belén Sáez de Ibarra, directora de Patrimonio Cultural de la Nacional y curadora se refirió a la exposición como “una acción de resistencia donde la delicadeza de la cerámica de Andrea Echeverri se une a tres poderosas canciones, Ovarios, No se viola y Plañidera, para transformarse en rostros, cuerpos, tetas, vaginas, consignas, lágrimas, espejos, música, videos y denuncia. Un homenaje a las mujeres víctimas de violencia sexual, un acto de sororidad para recordar y abrazar a Jineth, a Rosa Elvira, a Yuliana, a Allison, a Salomé, a Laura, a María Jovita, Ángela, Maritza, Camila, la manifestante, la patrullera, la niña embera y todas las mujeres que han sido violentadas sexualmente”.

Las tres canciones que acompañan el recorrido "Ovarios", "No se viola" y "Plañidera", disponibles ya en plataformas digitales, dan ritmo a las imágenes que cuelgan en las paredes de la galería, todas piezas de cerámica creadas por Echeverri que toman forma de rostros, vaginas lágrimas y espejos que funcionan como un canto colectivo y una herramienta de sanación. Echeverri habló sobre la construcción de los temas, "escribí las canciones y empecé a construir rostros llorando. Plañideras derramando gotas de llanto. Luego vinieron cuerpos, gotas de sangre que fluyen de vulvas con clítoris dorados, gotas de leche que brotan de tetas color tierra. Todo chorrea, derrama, llora. Las vulvas son espejos, así que te ves como naciendo, y llevan nombres de niñas y mujeres víctimas de violencia sexual. Y los letreros, pedazos de lírica de estas mismas canciones, palabras quemadas al fuego y esmaltadas con rojo brillante, reiterando que "mi cuerpo no es un botín, tu miembro no es un fusil”.

Como parte de la exposición, una vajilla pintada por La Muchacha Isabel hace parte de los elementos que reconstruyen las experiencias y testimonios de las mujeres y a la vez, honra las heridas y los procesos que cada una elabora para sobrellevar una experiencia de violencia. Las artistas presentan esta muestra como un homenaje a las mujeres víctimas de violencia sexual, un acto de sororidad para recordar y abrazar a Jineth, a Rosa Elvira, a Yuliana, a Allison, a Salomé, a Laura, a María Jovita, Angela, Maritza, Camila, la manifestante, la patrullera, la niña embera y todas las mujeres que han sido violentadas sexualmente.

Publicidad

Con curaduría de María Belén Sáez de Ibarra esta exposición estará abierta al público hasta el 29 de mayo 2022 en el Claustro de San Agustín de la Universidad Nacional de Colombia, con entrada libre.