Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

La cineasta afgana Sahraa Karimi pide al mundo no dejar solas a las mujeres de su país

A través de una carta, Karimi habla del peligro que acecha a las mujeres y artistas de su país.

Sahraa-Karimi-784x441.jpg

Sahraa Karimi publicó en sus redes sociales una carta que es un grito de auxilio. La cineasta afgana advirtió de la situación de peligro que atraviesa el país y que compromete en mayor medida la vida, seguridad y derechos de las mujeres y las niñas de Afganistán. Con honestidad pidió al mundo no hacer caso omiso a la situación, no creer en los discursos oficiales de los Talibanes y exigir la defensa de la vida de todos los ciudadanos.

"Mi nombre es Sahraa Karimi, directora de cine y actual directora general de Afghan Film, la única compañía cinematográfica declarada propiedad de Estado, establecida en 1968.

Publicidad

Les escribo con el corazón roto y una profunda esperanza en que puedan unirse para proteger a mí y a mi hermosa gente de los Talibanes, especialmente a las y los realizadores. En las últimas semanas, los talibanes han ganado control en muchas provincias. Ellos han masacrado a nuestro pueblo, secuestrado muchos niños y niñas, y vendido niñas para casarlas con sus hombres, han asesinado a mujeres por su vestimenta, han dejado ciegas a mujeres, ellos torturaron y asesinaron a uno de nuestros queridos comediantes, ellos asesinaron a unos de nuestros poetas históricos, ellos asesinaron al responsable de medios y cultura del gobierno, colgaron a algunos de nuestros hombres, ellos han desplazado a cientos de miles de familias.

Publicidad

Las familias están en campamentos después de huir de esta providencia y están en precarias condiciones sanitarias. Ellos están saqueando los campos y los bebés están muriendo porque no tienen leche para alimentarse. Es una crisis humanitaria y el resto del mundo está en silencio.

Nosotros hemos crecido acostumbrados a este silencio sin embargo sabemos que no es justo. Nosotros sabemos que la decisión de abandonar a nuestro pueblo está errada, que esta apresurada retirada de tropas es una traición a nuestro pueblo y todo lo que hicimos cuando Afganistán ganó la Guerra Fría para occidente. En ese entonces, nuestra gente fue olvidada, lo que condujo a la oscura regla de los talibanes, y ahora, después de veinte años de inmensos logros para nuestro país y especialmente para la generación más joven, todo podría perderse nuevamente en este abandono.

Publicidad


Necesitamos tu voz, los medios de comunicación, los gobiernos y las organizaciones humanitarias mundiales guardan silencio conveniente, como si este “acuerdo de paz” con los talibanes siquiera fuera legítimo. Nunca fue legítimo. Reconocerlos les dio la confianza para volver al poder. Los talibanes han estado brutalizando a nuestro pueblo durante todo el proceso de las conversaciones.

Todo lo que he trabajado tan duro para construir como cineasta en mi país, corre el riesgo de caer. Si los talibanes se hacen cargo, prohibirán todo el arte. Otros cineastas y yo podríamos ser los siguientes en su lista negra.

Publicidad

Despojarán a las mujeres de sus derechos, seremos empujadas a las sombras de nuestros hogares y nuestras voces, nuestras expresiones, serán ahogadas en el silencio. Cuando los talibanes estaban en el poder, no había niñas en las escuelas. Desde entonces, hay más de nueve millones de niñas en las escuelas. Herat, la tercera ciudad más grande que acaba de caer en manos de los talibanes, tenía casi el 5% de mujeres en su universidad. Estos son logros increíbles que el mundo apenas conoce. En tan solo unas semanas, los talibanes han destruido muchas escuelas y ahora millones de niñas se ven obligadas a dejar la escuela nuevamente.

No entiendo este mundo. No entiendo este silencio. Me quedaré y lucharé por mi país, pero no puedo hacerlo sola. Necesito aliados y aliadas como tú. Por favor ayúdanos a que los medios de comunicación importantes en sus países informen lo que está pasando en Afganistán.

Publicidad

Esta guerra no es una guerra civil, esta es una guerra de poderes, esta es una guerra impuesta y es el resultado del trato de Estados Unidos con los talibanes. El mundo no debería darnos la espalda. Por favor, ayúdanos a conseguir que este mundo no abandone Afganistán. Tenemos poco tiempo, quizás días.

Atentamente,

Publicidad

Sahraa Karimi".

Estas son las 29 prohibiciones de los talibanes a las mujeres en Afganistán:

Publicidad