Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

"Huellas de desaparición", una exposición sobre la verdad y la memoria

"Huellas de desaparición" es una exhibición que surge como resultado de un proyecto realizado desde marzo de 2019 por la Comisión de la Verdad y Forensic Architecture, agencia de investigación con sede en Goldsmiths, Universidad de Londres.

huellas-de-desaparición.jpeg
La investigación también muestra que la destrucción del medio ambiente y la violencia del conflicto armado han ido de la mano para desplazar a los Nukak de su territorio. Al destacar el territorio Nukak, la exposición reconoce la violencia contra los pueblos indígenas desde los albores del colonialismo hasta hoy.

El próximo 10 de diciembre, en el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, se inaugurará la exposición ‘Huellas de desaparición. Los casos de Urabá, Palacio de Justicia y territorio Nukak’, en el segundo piso del Museo de Arte Miguel Urrutia (MAMU). La exhibición es el resultado de un proyecto realizado desde marzo de 2019 por la Comisión de la Verdad y Forensic Architecture, agencia de investigación con sede en Goldsmiths, Universidad de Londres. Este será el primer avance de hallazgos investigativos de la Comisión de la Verdad, como parte de las estrategias que nutren el Informe Final, que se presentará a finales de junio del año entrante. La investigación también se hará pública por las páginas virtuales de Forensic Architecture y de la Comisión de la Verdad.

La alianza entre la Comisión de la Verdad y Forensic Architecture es pionera en la historia de las comisiones de la verdad, al aplicar tecnologías visuales para el esclarecimiento de violaciones de derechos humanos y ambientales ocurridas en el conflicto armado, en un resultado que se presenta de una manera atractiva y comprensible. Entre las metodologías de investigación visual utilizadas están la reconstrucción de lugares en tercera dimensión y de entornos de realidad virtual, el análisis y la sincronización de vídeos y de imágenes, la fotogrametría, el análisis de fotografía aérea, satelital y la teledetección remota. Esta colaboración demuestra cómo los nuevos enfoques tecnológicos permiten nuevas formas de interacción con las víctimas, amplificando las voces y la agencia de las personas afectadas por el conflicto armado.

Publicidad

Como parte de la presentación pública de la exposición, el 10 de diciembre a las 6:00 p.m., previo a la apertura de la muestra se llevará a cabo una conferencia en la que Forensic Architecture conversará sobre su participación en este proyecto y sobre cómo sus metodologías de investigación visual contribuyen para el esclarecimiento de violaciones de derechos humanos y ambientales. El evento también contará con palabras de la Comisión de la Verdad sobre la importancia de ese tipo de innovaciones para el cumplimiento de su mandato.

Los resultados que se presentarán en la exposición se enfocan en los mecanismos y patrones del despojo de tierras en el Urabá antioqueño, en la infraestructura y logística de la desaparición forzada en el caso del Palacio de Justicia, y en las formas de violencia y las prácticas de destrucción ambiental contra el territorio indígena Nukak en el Guaviare.

“Las cajas negras de la desaparición forzada” se enfoca en la logística y la infraestructura de la desaparición forzada en el caso del Palacio de Justicia, considerando tanto la violencia contra las personas como la violencia contra la evidencia. Basándose en 49 horas de video y múltiples testimonios, algunos solicitados por Forensic Architecture y por la Comisión de la Verdad, la investigación tiene como resultados tres videos, maquetas arquitectónicas físicas y digitales, y varios mapas y libros de investigación que muestran detalles sobre la infraestructura de la desaparición forzada.

El mural “La selva detectada” presenta una imagen de la destrucción del territorio del pueblo indígena Nukak, y su desplazamiento forzado. Sin la posibilidad de visitar la zona debido a la pandemia, construimos el mural utilizando diferentes conjuntos de datos que se han producido sobre los Nukak destacando cómo las prácticas institucionales de toma de datos son también una forma de violencia. La investigación también muestra que la destrucción del medio ambiente y la violencia del conflicto armado han ido de la mano para desplazar a los Nukak de su territorio. Al destacar el territorio Nukak, la exposición reconoce la violencia contra los pueblos indígenas desde los albores del colonialismo hasta hoy.

Publicidad

Para la investigación “Despojo y memoria de la tierra”, Forensic Architecture y la Comisión de la Verdad han llevado a cabo una reconstrucción en 3D sin precedentes de un paisaje de 100 kilómetros cuadrados de Nueva Colonia, en el Urabá antioqueño. El proyecto trabajó con campesinos cuyas tierras se han ido perdiendo paulatinamente en favor de las plantaciones de monocultivo de plátano y del mar, que ha recuperado kilómetros de la costa de la zona. El modelo del paisaje se creó utilizando el método de Forensic Architecture denominado “testimonio situado”, un proceso de colaboración en el que la experiencia y la memoria de los campesinos, corroboradas por imágenes aéreas y de satélite, ayudan a construir el paisaje en detalle mientras “caminan” por entornos digitales en 3D.

Además, consultamos miles de páginas de datos financieros desde 1955 en adelante, para evidenciar la forma en que el despojo de tierras es habilitado por una red de transacciones financieras. El despojo queda así expuesto como el resultado de la violencia física y ambiental, de las prácticas legales e institucionales, así como de las diversas nociones de propiedad en disputa. En el corregimiento de Nueva Colonia, la violencia contra las personas y la violencia contra la tierra están entrelazadas.