Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Diseñadores ucranianos exponen en Milan y preservan su herencia cultural

Pese a las bombas que caen sobre Ucrania, los diseñadores del país devastado por la guerra han querido exponer sus obras en el salón del mueble en Milán, para defender su patrimonio cultural saqueado por el ejército ruso, que destroza museos, teatros y galerías de arte.

Milán: Diseño Ucrania
Una foto muestra una pieza inspirada en la cerámica tradicional ucraniana, como parte de "Chornozem", una exposición de diseño ucraniano vivo de la arquitecta y diseñadora ucraniana Victoria Yakusha y su estudio de diseño Faina, el 9 de junio de 2022 durante la feria de diseño y mobiliario Fuorisalone 2022 en Milán.
MIGUEL MEDINA/AFP

"No es una guerra entre Ucrania y Rusia, implica a todo el mundo, es la guerra entre la democracia y el imperialismo" declara por teléfono a AFP la diseñadora ucraniana Victoria Yakusha, de 39 años.

Su exposición "Chornozem" ("tierra negra" en ucraniano), presentada en los locales de la asociación cultural T12 lab, fue uno de los momentos destacados del "Fuorisalone" que se celebra paralelamente al Salón del mueble.

El color negro está omnipresente: "Sacamos nuestra fuerza en la tierra de nuestros antepasados. Ahora no podemos hablar a través de otro color" explica Victoria Yakusha desde Bruselas, donde vive desde hace dos años.

A través de su mobiliario contemporáneo, de estilo original y minimalista, esta gran figura del diseño ucraniano relata la historia de tradiciones ancestrales y técnicas artesanales de su país de las que ella extrae su inspiración.

Publicidad

Conmoción

Tras la invasión de Ucrania por Rusia el 24 de febrero, "la conmoción fue enorme, yo ya no podía crear. Todos mis pensamientos estaban con mi familia en el Donbás (...)" afirma.

Ahora, sin embargo, ha retomado su "misión", que es la de "mostrar al mundo la creatividad y la belleza de la cultura ucraniana y afirmar así la identidad" de su tierra natal frente a Rusia.

Su marca, Faina, nació con la revolución proeuropea de 2014 que tuvo como epicentro la plaza Maidan en Kiev y acabó con la caída de un presidente prorruso.

Otra joven diseñadora, Kateryna Sokolova, de 38 años, acompañada por su bebé de once meses y por sus padres, se ha desplazado a Milán desde Leópolis, en el oeste de Ucrania, para exponer su marca Noom en el Superstudio Più.

Tuvo que parar su nueva colección por la guerra. Cuando los misiles empezaron a caer sobre la capital Kiev, "dormimos durante una semana en el parking subterráneo de nuestro edificio", antes de huir en coche hacia Leópolis, cerca de la frontera polaca, según relata a AFP.

Tras una forzada pausa de dos meses, Kateryna Sokolova y su socio Arkady Vartanov reanudaron el trabajo para evitar que "el diseño ucraniano fuera borrado del mapa del mundo"

Publicidad

Inspirada del pintor ucraniano Kazimir Malevitch, dibujante y artista abstracto del siglo 20, la depurada obra de Kateryna Sokolova reproduce sus formas geométricas y unicolores.

Una pieza clave de su exposición es un sofá acolchado de espuma y cubierto por un tejido de lana, creado con motivo del centenario del Bauhaus, corriente artística fundada en 1919 en Alemania por Walter Gropius.

Mesas bajas, esculpidas en acero, con motivos dibujados a mano que recuerdan las ondulaciones del agua, destacan también entre sus obras.

Para Kateryna Sokolova, "esta guerra es como el retorno de Stalin. Queremos evitar a cualquier precio volver a estar sometidos a la Unión soviética, queremos preservar la cultura ucraniana".

Publicidad

Recuerde conectarse con la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.