Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

José Alfredo Jiménez, el charro eterno de México

Se cumplen 48 años de la muerte de José Alfredo Jiménez, uno de los cantantes y compositores más prolíficos del cancionero mexicano de la historia del siglo XX. Con más de 300 composiciones, sus canciones han sido interpretadas por decenas de artistas.

José Alfredo Jiménez.png
José Alfredo Jiménez murió a causa de una cirrosis hepática que le aquejó los últimos años de vida.
Cortesía

Este 23 de noviembre es un día triste para los bohemios sentimentales, amantes de las buenas canciones y de los tragos bien tomados, pues hace 48 años, el cantante y compositor mexicano José Alfredo Jiménez murió a causa de una cirrosis hepática que le aquejaba desde hacía más de un año.

El popular cantante nació en Dolores Hidalgo, Guanajuato, México el 19 de enero de 1926 y desde muy niño comenzó a escribir en un cuaderno sus canciones. A los once años llegó a Ciudad de México donde debió trabajar en diversos oficios para colaborar con los gastos de su casa, luego del fallecimiento de su padre, don Agustín Jiménez, quien tenía una farmacia. La vida no fue fácil entonces para doña Carmen Sandoval y sus otros hijos Concepción, Víctor e Ignacio.

Publicidad

José Alfredo Jiménez Sandoval fue camarero, entre otros de sus oficios, pero encontró en el fútbol una oportunidad y debajo de los tres palos atajó muchos tiros de sus rivales. Un día llegó hasta la Emisora XEX-AM e interpretó “Cuando el destino” y “Yo”, temas que causaron admiración y seguidores, una de ellas Paloma Gálvez, con quien tuvo luego dos hijos: José Alfredo y Paloma.

Después, José Alfredo tuvo una relación con Mary Medel con quien tuvo a Guadalupe, José Antonio, Martha y José Alfredo. Y más tarde un gran romance con Alicia Juárez, a quien descubrió como intérprete, se casó con ella en 1970, le compuso canciones como “La araña” y “El rey”, y grabó un dúo con ella en 1972, “Las ciudades”, tema obligado en emisoras, cantinas y casas. Incluso, la gran Chavela Vargas fue muy amiga de José Alfredo, incluso, ella contó que cuando los médicos le dijeron al compositor que le quedaban dos meses de vida, la llamó para "correr la última juerga".

Publicidad

Se les unió al triste momento el también compositor Tomás Méndez, autor del popular tema "Cucurrucucú". Estuvieron tres días con sus noches cantando, bebiendo y desmesurados en el Tenampa, el mítico bar de la plaza de Garibaldi, en el Distrito Federal. En Colombia, el fatídico 23 de noviembre de 1973, las emisoras del país y al menos unos 15 países detuvieron su programación para hacerle su respectivo homenaje al más grande compositor de música ranchera que ha tenido México.