Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Falleció el maestro Carlos Villa, violinista que tocó con Los Beatles

La Filarmónica de Bogotá anunció el fallecimiento del maestro Carlos Villa, quien murió a los 84 años y asesoró a la orquesta desde hace décadas, además de ser el único músico clásico colombiano en tocar con Los Beatles.

Carlos Villa
El maestro Carlos Villa en un concierto con una de las agrupaciones juvelines de la Orquesta Filarmónica de Bogotá.
Kike Barona/OFB.

El maestro Carlos Villa fue un violinista y director excepcional, acompañó a la Orquesta Filarmónica de Bogotá por décadas y en los últimos años su misión era guiar a los integrantes de las agrupaciones juveniles, además de estimular a los talentos nacientes, le interesaba compartir conceptos como afinación y estilo.

Al recurrir a estos dos principios fundamentales de la música, Villa se acercaba con intuición a las expectativas de sus dirigidos y lograba sintonizarse con sus emociones, aplacando sus inseguridades y multiplicando sus ganas de sobresalir en un ámbito en el que él se destacó desde sus inicios.

Su encuentro con el violín se gestó en Cartagena en plena década del 40. “Cuando yo era niño se hacían festivales internacionales auspiciados por la sociedad Proarte Musical. En los años 40 venían los mejores artistas del mundo. Por ejemplo, en La Heroica supe de la existencia de un violinista llamado Yehudi Menuhin, aunque yo en ese tiempo estaba en clases de piano”, aseguró Carlos Villa en una charla informal en el marco del Cartagena IX Festival de Música, en 2015.

Después de sus estudios en Filadelfia (EE. UU.) se estableció en Suiza, donde conoció a Menuhin, quien ya se había convertido en uno de sus personajes favoritos en la música. Con la ayuda de este maestro, un apasionado del yoga, Carlos Villa supo cómo controlar los músculos y los nervios. De él también aprendió que la parte técnica es fundamental en la tarima, pero no es lo único y sobre eso hacía énfasis cuando hablaba con quienes hacían parte de las agrupaciones juveniles de la Filarmónica de Bogotá.

Publicidad

Carlos Villa fue pionero en muchos aspectos del arte en nuestro país. Abrió el camino para que otros músicos clásicos pudiera alternar con figuras rutilantes de la escena académica; durante cinco años fue el concertino de la orquesta Philharmonia, de Londres; y fue el primer músico colombiano (y el único) en compartir jornadas de grabación con los Beatles.

“Yo estaba recién llegado a Londres y allí conocí a la escritora Penelope Mortimer. Ella me invitó a una fiesta en 1963 y me dijo que también había invitado a unos jóvenes talentosos del rock. En ese lugar conversé con Paul McCartney y John Lennon y ellos me contaron que querían hacer una fusión entre su propuesta y algunos instrumentos clásicos. Pasado el tiempo, me llamó el representante de los Beatles para citarme en los estudios. Siempre grabamos de noche y de ahí salieron ‘Eleanor Rigby’ y ‘A Day In The Life’, entre otros temas”, recordó Carlos Villa en los momentos previos a uno de sus homenajes.

Como intérprete, Carlos Villa demostró que su violín podía cantar; como director de orquesta confirmó que el liderazgo se ejerce desde la generosidad y el respeto; y como ser humano ratificó que la edad es una anécdota y por eso mantuvo su espíritu joven hasta su último día.

No olvide conectarse a la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.