Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

De las palabras al sonido: el corazón delator de Allan Poe y Cerati

De "Lolita" a "El Extranjero", la literatura ha servido como inspiración para la música popular. Entre ellos, la historia de un crimen inspiró uno de los mayores éxitos del rock en español.

SODA STEREO
Soda Stereo.
Nora Lezano / Sebastian Arpesella

Desde Patrick Süskin hasta Camus y Sartre, la literatura siempre ha sido uno de las fuentes de inspiración a la hora de componer piezas musicales que se han quedado en el imaginario popular por décadas. Tal es el caso de Gustavo Cerati, que se inspiró por el escritor estadounidense Edgar Allan Poe y su cuento «El Corazón Delator» para escribir la canción del mismo nombre interpretada por Soda Stéreo y lanzada en el álbum "Doble Vida" en 1988.

El cuento fue publicado en 1843 y narra la historia en primera persona de un individuo obsesionado con el ojo de un viejo con el que convive, de quien en sí no se sabe si es su padre o patrón. Lo cierto es que no soporta la mirada del «ojo de buitre» como él lo llama y por eso decide matarlo. Prepara cuidadosamente el asesinato, lo realiza y despedazando el cuerpo del anciano lo entierra bajo las tablas del suelo de la habitación del muerto.

Publicidad

Poco después, la policía es alertada por un vecino que escuchó un grito. Cuando le realizan la indagatoria y mientras cuestionan al asesino, éste alucina creyendo escuchar los latidos del corazón del viejo debajo de las tablas, por lo que él mismo se delata ante la policía.

El personaje narra a modo de confesión, el paso a paso del como planeó el asesinato. El relato, a modo de monólogo, refleja un hombre obsesionado insiste en su cordura y justifica la alucinación en una hipersensibilidad que agudiza sus sentidos:

Publicidad

¿No les he dicho ya que lo que toman erradamente por locura es sólo una excesiva agudeza de los sentidos? En aquel momento llegó a mis oídos un resonar apagado y presuroso, como el que podría hacer un reloj envuelto en algodón. Aquel sonido también me era familiar. Era el latir del corazón del viejo…

No obstante, a partir de ello, Gustavo Cerati tomó esta historia y el papel del narrador del cuento, al inicio de la canción hace referencia a la hipersensibilidad, a esa agudeza:

Publicidad

Un señuelo hay algo oculto en cada sensación ella parece sospechar…

«Ella», como dice en la letra, es la referencia a la persona amada que sospecha de los sentimientos del personaje. "La historia parte de un cuento de Allan Poe, donde un corazón delata a una persona que mató a otra. En este caso la escribí pensando en que mi corazón me delata cuando veo a la persona que amo", dijo Cerati en una entrevista.

Publicidad

Conforme avanza la letra de la canción, el personaje se rinde ante la inevitable confesión de su crimen: esta enamorado.

Publicidad

Ya nada puede impedir en mi fragilidad es el curso de las cosas hoy mi corazón se vuelve delator…

En ambos casos, tanto en el cuento como en la canción inspirada en él, la agonía que vive el protagonista por el crimen cometido es la que provoca que el mismo corazón se traicione así mismo y confiese: en el cuento de Allan Poe, el asesinato del viejo y en la historia de Cerati, el amor por una persona.