Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Algunos festivales que marcaron la historia de la música

Si pudieran volver en el tiempo para asistir a uno de estos conciertos, ¿cuál elegirían?

Woodstock.jpg
Archivo

La conciertos pueden ser vistos como un ejercicio de comunión: todo lo convocan, lo transforman y luego se lo llevan. En muchas ocasiones, se convierten en una epifanía de la que son artífices los músicos, una ceremonia en la que los ausentes toman forma entre el coro de las canciones y los asistentes, le dan sentido mientras las cantan.

La historia de la música ha estado marcada por hechos históricos y los eventos en vivo, hacen parte de los elementos para entender cómo influyen los factores sociales y políticos en procesos culturales que provocan rupturas y marcan una generación.

Publicidad

Algunas particularidades de los artistas, la elección de los escenarios y versiones inéditas de clásicos que todos conocemos, hacen parte del repaso que hacemos a continuación. Si pudieran volver en el tiempo para asistir a uno, ¿cuál elegirían?

Woodstock

En agosto de 1969, cerca de 60,000 jóvenes acamparon en una granja de Bethel, Nueva York, para hacer parte del "Festival de música y arte Woodstock", una celebración que prometía cuatro días de paz y música, y se convirtió en uno de los episodios más importantes en la historia del rock.

Publicidad

Bajo la producción de Artie Kornfeld, Michael Lang, John Roberts y Joel Rosenman, el festival fue el escenario de los artistas más destacados de los años 60. Los organizadores del evento tenían como objetivo inaugurar un estudio de grabación en Woodstock y aunque se llevó a cabo en Bethel, conservó el nombre de la localidad Nueva York .

Publicidad


En total, 32 actos musicales llevaron a cabo, dentro de los que destacaron Santana, Janis Joplin, The Who, Joe Cocker, The Band, Johnny Winter, Jimi Hendrix, entre muchos otros. Además, hubo una sesión de yoga improvisada por parte de hippie Hog Farm que provocó un retraso en la presentación de Sweetwater.

En promedio, fueron vendidas cerca de 200.000 entradas y la cantidad de asistentes colapsó el ingreso a la granja, al punto que los artistas arribaron a sus presentaciones en helicóptero.

Publicidad

El colapso de las entradas y la lluvia inclemente que acompañó los cuatro días de música, no fueron impedimento para la celebración, por el contrario, avivaron el espíritu hippie de una generación que experimentaba con el consumo de drogas y rechazaba la guerra contra Viernam.

Publicidad

El festival sucedió en completa tranquilidad, no hubo episodios de violencia y un jefe de policía afirmó que nunca había visto“un grupo de chicos tan amables, considerados y bien educados”. 50 años después, sigue celebrándose cada año en el mes de agosto.

Live Aid: 'Feed the world'

Publicidad

El 13 de julio de 1985, la música se convirtió en el medio ideal para mitigar la hambruna en Etiopía de la mano de los artistas más reconocidos de la década. Los estadios John F. Kennedy, en Filadelfia, y el Estadio de Wembley, en Londres, acogieron cerca de 74.000 espectadores que participaron del evento convocado por Bob Geldof y Midge Ure.

El Live Aid fue concebido como un alivio durante la crisis que vivía Etiopía, a raíz de una guerra civil que instó a diferentes organizaciones de derechos humanos a pronunciarse sobre la situación. Geldof fundó Band Aid, un colectivo humanitario al que se unieron músicos británicos e irlandeses, para grabar 'Do They Know it’s Christmas?', sencillo que donó todas las ganancias obtenidas.

Publicidad

Una de las presentaciones más recordadas es la de Queen, quienes durante 20 minutos captaron toda la atención a lo largo de seis canciones que conformaban el tracklist: Bohemian rhapsody, Radio ga ga, Hammer to fall, Crazy little thing called love, We will rock you y We are the champions.

Publicidad

En las pantallas de 72 países circulaba la misma imagen durante 16 horas seguidas, artistas como Paul McCartney, Ozzy Osbourne, Bob Dylan y David Bowie hicieron lo propio en la tarima y marcaron la década de los 80 con este evento musical. De acuerdo con la BBC, fueron recaudados 30 millones de libras, cerca de 100 millones de dólares, y la magnitud del evento convirtió esa fecha - 13 de julio - en el día mundial del rock.

Publicidad

Glastonbury

La primera edición del festival tuvo lugar el 19 de septiembre de 1970, bajo el nombre de Pilton Festival. El evento fue inspirado por el Blues festival at the Bath & West Showground, evento al que asistió Michael Eavi - fundador de Glastonbury - y vio a Led Zeppelin.

Publicidad

Eavi se propuso crear una celebración alrededor de la música, tradiciones medievales, danza, poesía, teatro, luces y entretenimiento espontáneo. Así lo hizo desde el principio de la década de los 70, haciendo de las primeras ediciones, un evento gratuito y luego, con entradas para controlar el aforo bajo un costo de £5.

Dentro de los shows destacados en las primeras décadas del festival, se encuentran New Order, Hawkwind, Taj Mahal, Aswad, Gordon Giltrap (1981) Van Morrison, Judie Tzuke, Jackson Browne, Roy Harper, Richie Havens (1982) Marillon, The Beat, UB40, Curtis Mayfield, King Sunny Ade (1983) The Waterboys, The Smiths, Elvis Costello, Joan Baez and Ian Drury. Guest speakers included Bruce Kent, the chairman of CND and Paddy Ashdown (1984) Echo & The Bunnymen, Aswad, Joe Cocker, Style Council and The Boomtown Rats (1985).

Publicidad

Desde 1990 obtuvo el nombre con el que lo conocemos hasta hoy: Glastonbury Festival for Contemporary Performing Arts. Esa misma década conquistó el mercado masivo y se convirtió en el escenario soñado del género que dominó la escena musical inglesa hasta mediados los 90, con la participación de Blur y Oasis en 1994 y Oasis.

Publicidad

En su última edición, 2019, participó una de las artistas emergentes de Colombia con mayor proyección en el exterior: Mabiland, un proyecto musical que combina rap, soul y R&B con letras descarnadas que navegan el autoconocimiento y las experiencias de las mujeres.

Azotea Apple Records - The Beatles

Publicidad

Este fue el último show del cuarteto de Liverpool antes de su separación. Durante casi una hora, Paul, John, George y Ringo convirtieron el techo del sello discográfico Apple en escenario, en medio de la cotidianidad de medio día de Londres.

De acuerdo con George Harrison, la idea nace del deseo de tocar en vivo, “fuimos a la azotea con el fin de resolver la idea de un concierto porque era mucho más sencillo que ir a otro lugar. Nadie lo había hecho, y era interesante ver lo que pasaría cuando empecemos a tocar allí. Instalamos una cámara en la zona de recepción de Apple, detrás de una ventana para que nadie pudiera verla, y filmamos a la gente que venía. La policía y todo el mundo entraba diciendo: No pueden hacer eso. Ustedes tienen que parar”.

Publicidad

Fue así como la agrupación se despidió de los escenarios como The Beatles. Durante el show interpretaron Let it be, Get Back , Don’t Let Me Down, I’ve Got a Feeling, One After 909 y Dig a Pony, pero por exigencias de la policía el show tuvo que ser interrumpido debido al tráfico que generó el concierto.

Publicidad

Las últimas palabras de Lennon en el escenario improvisado fueron: “Me gustaría dar las gracias en nombre del grupo, y de mí mismo, y deseo que hayamos pasado la audición”.