Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

"Museo de la falsificación": una apuesta por la reapropiación del arte

El colectivo de arte neoyorquino MSCHF puso a la venta mil ejemplares de un dibujo de Andy Warhol al mismo precio, con el original entre ellos.

Captura de pantalla 2021-10-27 a las 1.40.50 p.m..png

En la página bautizada "Museo de la falsificación", MSCHF asegura haber comprado "Fairies" , un dibujo de 1954 del maestro del pop art, por el que habría pagado 20.000 dólares. El colectivo de arte neoyorquino MSCHF puso a la venta mil ejemplares de un dibujo de Andy Warhol al mismo precio, con el original entre ellos.

El objetivo del colectivo creado en 2016, que se especializa en operaciones de reapropiación de obras de arte y el comercio de objetos, era hacer 999 copias exactas que puso a la venta mezcladas con el auténtico, el que asegura que ahora no es capaz de identificar.

Publicidad

El lunes puso a la venta los 1.000 ejemplares de lo que MSCHF considera como una nueva obra, titulada "Quizá la verdadera copia de hadas de Andy Warhol". "Se vendieron todos el mismo día" por 250 dólares la pieza, aseguró el colectivo.

MSCHF (por "Mischief", travesura en inglés), que tiene sede en Brooklyn, puso en la web un vídeo que muestra la técnica utilizada para hacer las copias: un robot que copiar el dibujo, un proceso de "envejecimiento artificial" gracias a la luz, calor y humedad y después una reproducción manual del sello de la fundación Warhol y anotaciones a lápiz, explicó Kevin Wiesner, uno de los integrantes del colectivo, en un correo a la AFP.

Publicidad

"Si un conservador pudiera comparar cada dibujo, acabaría por descubrir el original, pero este escenario tiene pocas probabilidades de producirse", agregó. Más allá de la exitosa operación financiera, pues recaudó 250.000 dólares con la venta, MSCHF asegura que busca criticar el concepto de "autenticidad" y "exclusividad" que imperan en el mercado del arte.

"Nuestro objetivo es 'destruir' el dibujo rompiendo la cadena de confianza", aseguró Wiesner. Uno de sus últimos golpes de MSCHF fue la creación y venta de zapatillas deportivas "satánicas" (a 1.018 dólares el par) que supuestamente contenían una gota de sangre humana en la suela, en asociación con el rapero estadounidnese Lil Nas X.

Publicidad

Atacado en la justicia por Nike, fabricante del modelo inicial, por falsificación y difuminación de la marca, MSCHF decidió llamarlas "Satan shoes".