Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

La revista satírica francesa Charlie Hebdo vuelve a provocar la cólera de Irán

Ocho años después de los atentados que diezmaron su redacción, la revista satírica francesa Charlie Hebdo publicó este miércoles una serie de caricaturas sobre el régimen iraní que provocó una tormenta diplomática.

Charlie Hebdo
Un gendarme francés camina frente al Palacio de Justicia antes del juicio de apelación por los atentados de Charlie Hebdo, cuando miembros de la revista satírica francesa fueron asesinados por pistoleros yihadistas en enero de 2015, en París, el 12 de septiembre de 2022.
EMMANUEL DUNAND/AFP

La revista, cuyos integrantes reciben protección policial, convocó en diciembre un concurso de caricaturas para manifestar su apoyo al movimiento de protestas en Irán.

El objetivo era publicar "la caricatura más divertida y malvada de Ali Jamenei, Guía Supremo de la República Islámica de Irán". Desde la muerte tras ser detenida el 16 de septiembre de la joven kurdoiraní Mahsa Amini, las protestas no cesan en ese país, sometido a un férreo control del régimen.

Publicidad

Charlie Hebdo recibió unos 300 dibujos, muchos de ellos de exiliados iraníes, y seleccionó "los más logrados, los más originales y los más eficaces", explica Riss, director de la revista, en el editorial del actual número de la revista.

Hace ocho años, el 7 de enero de 2015, dos yihadistas que se reivindicaban del grupo Al Qaeda en la Península Arábiga penetraron en la sede de la revista y dispararon contra los que estaban presentes. Murieron ocho dibujantes y colaboradores del semanario: Charb, Cabu, Bernard Maris, Wolinski, Tignous, Mustapha Ourrad, Honoré y Elsa Cayat.

"¿Qué hubieran pensado hoy viendo lo que está pasando en Irán?", se pregunta Riss, en alusión a sus colegas asesinados. Esas caricaturas "son un poco la prolongación de aquello que los dibujantes asesinados de 'Charlie' denunciaron siempre", estima.

Alusiones sexuales

Entre los dibujos hay varios con alusiones sexuales al ayatolá Jamenei y a otros religiosos iraníes, así como denuncias de la pena de muerte vigente en Irán.

Publicidad

Catorce personas han sido condenadas a la pena capital en ese país desde el inicio de las protestas, según un conteo de la AFP en base a informaciones oficiales. Las autoridades afirman que centenares de personas, incluidos miembros de las fuerzas de seguridad, han muerto, y miles han sido detenidas.

Teherán anunció rápidamente el cierre de un instituto de investigación francés en la capital a causa de esas caricaturas juzgadas "insultantes". "El ministerio pone fin a las actividades del Instituto Francés de Investigación en Irán (IFRI) como una primera etapa", afirmó en un comunicado la cancillería.

Publicidad

En su comunicado, el ministerio iraní acusa a las autoridades francesas de "continua inacción ante las expresiones de anti-islamismo y la propagación del odio racista en las publicaciones francesas".

"Sacar dibujos sobre los mulás no está prohibido por el derecho internacional", explicó a la AFP Christophe Deloire, secretario general de Reporteros sin Fronteras (RSF). Charlie Hebdo ha hecho de la provocación su razón de ser desde su fundación en 1970.

Publicidad

En febrero de 2006 la revista reprodujo, junto a otros medios europeos, 12 caricaturas del profeta Mahoma que habían sido publicadas por el diario danés Jyllands-Posten, en nombre de la libertad de prensa. Esos dibujos provocaron una oleada de protestas en el mundo musulmán. Las amenazas contra Charlie Hebdo arreciaron.

Tras el sangriento atentado contra el semanario hubo ataques yihadistas durante años en toda Europa, en particular una matanza en la sala de conciertos Bataclán y en los bares y cafés de París, en noviembre de 2015. Recuerde conectarse con la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.

Publicidad