Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

El Festival de San Sebastián redescubrirá el cine del japonés Hiroshi Teshigahara en su 71 edición

Hiroshi Teshigahara, uno de los nombres fundamentales del cine japonés de los años 60, será el protagonista de la retrospectiva de cine clásico del 71 Festival de Cine de San Sebastián, una oportunidad para conocer el trabajo de este director, informó este jueves la organización del certamen.

Hiroshi Teshigahara
Hiroshi Teshigahara fue un director de cine de vanguardia de origen japonés. Fundador y maestro de la Escuela Sogetsu de ikebana. En 1950 se graduó en pintura de la Universidad Nacional de Bellas Artes y Música de Tokio.
sogetsu.or.jp

Por otro lado, adelanta que la retrospectiva de la edición de 2024, que tendrá lugar del 22 al 30 de septiembre, estará dedicada al denominado "poliziesco" bajo el título "Italia violenta. El cine policíaco italiano".

El Festival de Cine de San Sebastián proyectará la filmografía completa del realizador japonés, tras haber exhibido dos de sus títulos en ediciones anteriores: "Suna no onna (Woman in the Dunes)" en el ciclo "Cenizas y diamantes" en 1985 y "Moetsukita chizu (The Ruined Map)" dentro de la retrospectiva "Japón en negro", organizada en 2008.

Teshigahara (Tokio,1927-2001), que filmó películas "de poética experimental" y tuvo una prolongada colaboración con el escritor Kobo Abe, estudió primero Bellas Artes y debutó a mediados de los 50 en el campo del corto documental.

"Interesado por todas las corrientes cinematográficas occidentales que habían mostrado los movimientos de resistencia durante la II Guerra Mundial, netamente el neorrealismo italiano y el cine francés de la época, formó parte de una especie de club denominado Cinema 57, en el que se proyectaban y discutían documentales que en muchas ocasiones no llegaban a verse en las salas comerciales", destaca el Festival.

Publicidad

Filmó su primer corto, "Hokusai", en 1953 y su primer largometraje, "Otoshiana", en 1962.

Entre una y otra fecha, ya habían dirigido sus primeros trabajos nombres representativos de las distintas tendencias de la "nueva ola japonesa", como Nagisa Oshima, Shohei Imamura, Susumu Hani y Yoshishige Yoshida.

Aunque Teshigahara "tuvo un papel más tangencial en este movimiento y una menor repercusión internacional", pese a ganar el premio especial del Jurado en Cannes por "Suna no onna (Woman in the Dunes)" y ser nominado al Óscar al mejor director y a la mejor película de habla no inglesa por esta misma película.

"Pero de una forma u otra estuvo en el centro de aquella agitación conceptual que dio un vuelco al cine japonés a través de nuevas temáticas y formas de filmar", según la fuente, que remarca su "fructífera" asociación con Kobo Abe,

Sus últimos trabajos, "Rikyu", de 1989, y "Gô-hime (Basara: The Princess Goh)", de 1992, fueron películas históricas. Rodó también para la televisión y nunca descuidó su práctica documental en formato corto, mediometraje o largometraje.

Dedicó dos películas al púgil puertorriqueño José Torres, una al escultor y pintor suizo Jean Tinguely y un filme al Tokio de 1958. Pero su documental más conocido es "Antonio Gaudí", de 1984, sobre la figura y obra del arquitecto modernista catalán.

Publicidad

Además de cineasta, Teshigahara fue un maestro en el arte japonés del arreglo floral (ikebana). Desde 1980 hasta su muerte dirigió la escuela Ikebana Sogetsu, fundada por su padre, y publicó el libro "The Art of Ikebana" en 1997. Estuvo casado con la actriz Toshiko Kobayashi, a quien dirigió en "Soldados de verano", de 1972.

Recuerde conectarse a la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.