Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

El músico de la semana: Geörg Friedrich Händel

El invitado de esta semana es el compositor aleman Geörg Friedrich Händel, quien es considerado como uno de los músicos más importantes de la historia. Handel falleció en Londres el 14 de abril de 1759. Le contamos su historia.

Georg Friedrich Händel
Georg Friedrich Händel retratado en 1736 por Thomas Hudson.

El Op.1 de Geörg Friedrich Händel, publicado originalmente en Amsterdam y reeditado más tarde en Londres en dos ediciones diferentes, está descrito en la partitura como Quince solos para flauta alemana, oboe o violín, con un bajo figurado de clavecín o violoncello. De estas sonatas, la mayoría son para flauta, unas pocas para oboe y seis para violín.

La numeración, desde luego, sólo se refiere al orden de publicación de las obras de Händel; por esa época, de 1724, Händel tenía casi 40 años y ya había escrito un gran número de óperas, oratorios, cantatas y música instrumental, en forma tal que estas son obras de madurez y no ensayos juveniles.

Las seis sonatas para violín están casi todas construidas sobre el mismo patrón: es decir, en seis movimientos agrupados en pares: lento, rápido, lento, rápido.

El 7 de octubre de 1748 se firmó la Paz de Aix-la Chapelle, que puso fin a la llamada Guerra de Secesión de Austria. Para la celebración de ese acontecimiento Geörg Friedrich Händel compuso la Música para los reales fuegos artificiales, donde revive el espíritu de las obras de circunstancia del período barroco.

Publicidad

Por tratarse de una partitura escrita con premura, en ella aprovechó el compositor algunos temas que ya había empleado en obras anteriores. La música debía interpretarse al aire libre y su ejecución formaba parte de una serie de festejos populares que se realizaron en Londres en el mes de abril de 1749.

No es de extrañar, por lo tanto, que la partitura original contuviera únicamente instrumentos de viento (24 oboes, 12 fagotes, 9 trompetas,nueve trompas) más tres pares de timbales. Agrupación realmente considerable para la época. La obra comprende una Obertura y cinco partes tituladas: Bourrée (término francés que designa una danza popular), La Paz, Regocijándose y los Minuetos primero y segundo.

En general, es siempre instructivo saber las circunstancias y contexto en que las obras de arte han sido creadas. Esta afirmación se convierte en sentencia cuando se trata de los conciertos para órgano de Geörg Friedrich Händel, - nuestro protagonista de esta audición de El Músico de la Semana HJCK.com quien falleció el 14 de abril de 1759 en Londres.

Según el famoso viajero melómano Charles Burney, Händel comenzó a tocarlos en público en 1732. Pensados como improvisaciones, y escritos en forma esquemática, los interpretaba él mismo como intermedios musicales de sus propios oratorios. A modo de ejemplo transmitimos el Concierto para órgano y orquesta Op. 4 Nº4 en Fa mayor HWV 292, que Geörg Friedrich Händel presentó durante el estreno de su oratorio Athalia, en abril de 1735.

Los seis Concerti Grossi, Op.3 de Geörg Friedrich Händel constituyen un momento estelar en la historia de las formas instrumentales. Son conocidos bajo varias denominaciones. Los alemanes los llamaban Conciertos para oboe, a causa del empleo preferencial de este instrumento. Sin embargo, no deben ser confundidos con los breves conciertos de Händel para el oboe y cuerdas.

No se ha establecido exactamente la fecha de composición de estas obras. Parece que fueron escritos entre 1710 y 1733. En conjunto, se opina que fueron escuchados por primera vez durante la boda del príncipe de Orange y la Princesa Ana.

Publicidad

El empleo de la forma de Concerto Grosso revela la influencia de la música italiana, con la que Händel se familiarizó durante su visita a la península alrededor de 1700, donde escuchó las obras de este género, de Corelli, Vivaldi, Torelli y Geminiani. Sin embargo, los conciertos de Händel contienen ciertos elementos arcaicos, ajenos a los conciertos de la escuela italiana. La estructura de algunos de ellos es la de la Suite, que consiste en una serie de movimientos derivados de danzas, a diferencia de la estructura en tres movimientos empleada por Vivaldi.

A estas viejas formas Händel llevó audaces innovaciones de carácter instrumental, como la oposición de instrumento solista, o de varios, al grupo ripieno, (una indicación que se utilizaba para distinguir al grupo grande de instrumentos del grupo de solistas), lo que hace que estos conciertos, Op.3 constituyan un avance notorio respecto del Concerto Grosso.

Según algunos comentaristas, la Música del agua la compuso Geörg Friedrich Händel en el otoño de 1714 y con ella quiso recuperar el favor del elector de Hannover, quien había subido al trono de Inglaterra con el nombre de Jorge I. Otros afirman que la obra es de 1717. Se sabe en todo caso que, con ocasión de un paseo nocturno del soberano por el Támesis, Händel debió encargarse de adornar la velada con una de sus obras; y que eligió, o compuso, la que hoy conocemos como Música del agua. Esta se inicia con una obertura en estilo francés. La mayor parte de las danzas utilizadas son igualmente de origen galo.

Algunos trozos llevan el título de aria, lo cual no significa que tengan un carácter de canción; ese título indica simplemente que tales trozos no se basan en forma de danza. Esta alternación de danzas estilizadas y de trozos de música pura responde por lo demás al gusto de la aristocracia de la época en materia de música de entretenimiento.

Publicidad

Escuche la historia completa y algonas obras seleccioandas el próximo lunes 10 de abril a las 3:00 p.m. en una nueva edición de El músico de la semana por la señal en vivo de la HJCK.