Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

"Le Père", el querido cuadro de Chagall que Hitler arrebató a un lutier judío

Mientras los nazis lo obligaban a instalarse en 1940 en el gueto de Lodz, en Polonia, el lutier judío David Cender vio cómo le arrebataban sus bienes y uno de los cuadros más preciados de su colección, "Le Père" de Marc Chagall, antes de ser enviado con su familia al campo de exterminio de Auschwitz.

"Le Pere", Marc Chagall

En 2022, tras un periplo de 82 años, este retrato ha sido una de las 15 primeras obras que la Asamblea Nacional francesa ha restituido a descendientes de familias judías expoliadas, las legítimas propietarias que las habían atesorado antes de la Segunda Guerra Mundial, y ahora se puede ver en la galería de la casa de subastas Phillips de Londres.

David Cender había comprado este retrato en 1928, cinco años antes de la llegada de Adolf Hitler al poder, cuando era un profesor de música y un prominente fabricante de instrumentos musicales en la ciudad polaca de Lodz, donde el 34% de sus 665.000 habitantes eran judíos.

Publicidad

Su boda con Ruta Zylbersztajn en 1939 y el nacimiento de su hija Bluma quedarían rápidamente empañados por el despojo de sus bienes y el traslado a Auschwitz.

"En la primavera de 1940, David Cender y su familia tuvieron que salir de casa y dejar atrás su colección de arte e instrumentos musicales e ir al gueto. David sobrevivió a la guerra, pero su esposa, su hija y otros miembros de su familia fueron asesinados en Auschwitz", contó a Efe la directora de la casa de subastas Phillips, Cheyenne Westphal. A pesar de sobrevivir, el lutier nunca recuperó la obra. Para leer: "Bruma", exposición para homenajear a la artista Beatriz González

Como muchas otras obras confiscadas, se perdió su pista durante veinte años y no fue hasta los años 60 que volvió a aparecer en el mapa, en una colección privada en Francia, y fue el mismo Marc Chagall (1887-1985), quien en 1966 localizó y volvió a comprar el retrato.

Una obra especial para el artista

Y es que el apego que sentía el pintor por su cuadro no era casual. El rostro del hombre barbudo que aparece en el lienzo, pintado con tonos verdes y azulados y con los ojos contornados de rosa, es ni más ni menos que Zachar, el padre del artista, un hombre callado y tímido que se había dedicado toda la vida a trajinar arenque.

Publicidad

"No sabemos exactamente lo que pasó entre 1940 y 1966 con la obra, desafortunadamente no tenemos documentación que nos dé una historia completa -lamenta Westphal.- Sin embargo, la historia continúa porque tras la muerte de Chagall, se dio la obra al Centro George Pompidou de París, donde estuvo expuesta durante años".

Este óleo, pintado en 1911, es uno de los retratos "increíblemente inusuales" que Chagall hizo de su padre Zahar, una obra que para Westphal es "muy personal y sentida" realizada en un momento de transición, en que el joven artista de 24 años acababa de dejar San Petersburgo y llegó a París, donde entró en contacto con la vanguardia artística. Para leer: El Museo Casa Natal de Picasso se renueva con cien obras más del artista

Publicidad

De hecho, Chagall se instaló concretamente en La Ruche, una vibrante residencia de artistas del distrito de Montparnasse que Gustave Eiffel había diseñado para la Exposición Universal de 1900, inicialmente ideado para ser temporal pero que el artista Alfred Boucher decidió convertirlo en cuna de creación artística de la ciudad del Sena.

"Le Père" se subastará el próximo 15 de noviembre en Nueva York, con un valor estimado de entre 6 y 8 millones de dólares (6,13 millones - 8,17 millones de euros) pero, mientras espera el martillazo, se puede ver gratuitamente en la galería Phillips del centro de Londres hasta el 14 de octubre.

Publicidad

En la misma exposición, se incluyen obras de arte del siglo XX y XXI tan cotizadas como "Sacco e Rosso" de 1956, de Alberto Burri, valorada entre 3 y 4 millones de libras (entre 3,4 y 4,5 millones de euros) y "Red Freight", de 1961, de Salvatore Scarpitta, valorada en torno a las 900.000 y 1,2 millones de libras (entre 1 y 1,37 millones de euros). Recuerde conectarse con la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.