Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

El Museo Británico devuelve una parte del Partenón a Grecia

El “fragmento de Fagan” quedará expuesto en la Galería del Partenón.

el_simbolo_del_poder_ateniense_2000x1441.jpg

En el año 449 a.C., Pericles persuadió a los atenienses de la necesidad de erigir en la Acrópolis un templo dedicado a Atenea, como testimonio de la grandeza de la ciudad. Los dos frontones del Partenón fueron las últimas decoraciones escultóricas que se llevaron a cabo, pero en ese lugar apenas de conservan fragmentos, partes, entre ellos uno que cuenta el nacimiento de Atenea. Buena parte de la construcción ha estado durante décadas en el Museo Británico y desde hace un buen tiempo, se ha abierto un debate sobre la devolución de estos bienes a sus lugares de origen.

Un “fragmento de Fagan”, un pedazo de mármol esculpido con horma del pie de una antigua diosa griega, volverá al país de origen. La pieza de 35 por 31 centímetros, con más de 2.500 años de antiguedad, regresa gracias a un préstamo del Museo de Sicilia, con el fin de resolver una de las más fuertes disputas por patrimonio cultural y lleve a la reunificación en Atenas de todas las esculturas del Partenón que sobreviven, muchas de las cuales están en el Museo Británico.

Publicidad


La pieza quedará en el Museo Arqueológico Antonio Salinas de Palermo. Según el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, el gesto del museo siciliano “abre la puerta, creo, para que otros museos puedan avanzar en una dirección similar”. Y agregó: “Lo más importante, claro, es que el Museo Británico se debe dar cuenta de que ya es tiempo de que los mármoles del Partenón finalmente regresen aquí a su hogar natural”.

El “fragmento de Fagan” quedará expuesto en la Galería del Partenón, en una cámara con paredes de cristal con vistas al Partenón que exhibe esculturas del friso del templo de 160 metros de largo en la misma posición en la que se encontraban en el monumento original, con copias de yeso que sustituyen a las piezas que ahora se encuentran principalmente en el Museo Británico de Londres. Gran parte del fresco se perdió en un bombardeo del siglo XVII y casi la mitad de las obras fueron removidas a principios del siglo XIX por el diplomático británico Lord Elgin.

partenon.png

Publicidad

En el marco del acuerdo sobre el patrimonio cultural de Sicilia, que prevé traslados e intercambios de objetos entre museos, el fragmento del Partenón se prestará a Atenas durante cuatro años con opción de renovación por otros cuatro, pero se están manteniendo conversaciones entre los gobiernos para que la pieza se quede de forma permanente. A cambio, el Museo de la Acrópolis prestará a Palermo una estatua sin cabeza de la diosa Atenea del siglo V a.C. y un ánfora del siglo VIII a.C. del periodo geométrico durante cuatro años.

El fragmento del Partenón formaba parte de la colección del cónsul general británico en Sicilia del siglo XIX, Robert Fagan, diplomático y arqueólogo, antes de que fuera adquirido por la Real Universidad de Palermo en 1820 a su viuda tras su muerte. No está claro cómo lo adquirió Fagan. Varios gobiernos griegos han propugnado por la devolución de las obras en el Museo Británico, que incluyen estatuas de los frontones de mármol del Partenón. Argumentan que Elgin cercenó ilegalmente las esculturas, excediendo los términos de un cuestionable permiso otorgado por las autoridades turcas mientras Grecia era involuntariamente parte del Imperio Otomano.

Publicidad

El Museo Británico rechaza esta afirmación y, a pesar de señales de que la población en Gran Bretaña apoya las demandas de Grecia, no ha mostrado intenciones de devolver las piezas.