Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Tania León, una cubana que triunfa en la música clásica sin olvidar la salsa

La compositora y pianista cubana radicada en EE.UU. Tania León, que será honrada por el Kennedy Center de Washington junto con George Clooney y la banda U2, dice a Efe que no se le olvida gozar y bailar con la salsa pese a su larga trayectoria en la música clásica.

Tania León

"Puedo dirigir a (Ígor) Stravinski o tocar (Aaron) Copland, pero yo bailo salsa. Para los cubanos el baile es fundamental, es parte de la dieta diaria", subraya al recordar las noches de su adolescencia en el parque La Tropical de La Habana, con orquestas en vivo.

La pianista de 79 años señaló que ha tenido una vida "llena de sorpresas" desde que salió de La Habana hace más de 50 años, y aunque el sueño de estudiar en el Conservatorio de París no se cumplió, la ciudad de Nueva York la acogió y convirtió en una referencia mundial de la música.

Publicidad

León ha dirigido musicales en Broadway y orquestas dentro y fuera de Estados Unidos. En su catálogo figuran 40 obras de cámara, 10 piezas de orquesta, 6 ballets, una ópera y numerosas composiciones vocales y piezas para piano.

"Yo solamente quería ser pianista en París y estudiar con Nadia Boulanger", señala, "pero la vida le da vueltas y sorpresas a uno y terminé radicándome y haciendo mi vida en Nueva York".

El próximo 4 de diciembre, Tania León será honrada junto con el actor George Clooney, la banda irlandesa U2, liderada por Bono, la cantautora cristiana Amy Grant y la legendaria cantante Gladys Knight, con el tributo a toda una vida del prestigioso centro de las artes escénicas de Washington.

"Una sorpresa inesperada", dijo León sobre esta distinción del Kennedy Center, al que suele atender el presidente de Estados Unidos.

Publicidad

Asegura que tampoco se esperaba el año pasado el Premio Pulitzer a la música, que ganó por "Stride", pieza que le encomendó la Filarmónica de Nueva York para una iniciativa que celebró la Enmienda 19, que otorgó a las mujeres el derecho al voto.

"Esas cosas existen, pero uno no las busca", dice León sobre los reconocimientos.

Publicidad

El plan B

"Pensar que yo emigré con dos diplomas: uno de música y otro de contadora pública, porque mi familia consideraba que había que tener un plan B en la vida y el piano no les ofrecía muchas seguridades económicas".

Su salida de Cuba en 1967 fue en uno de los llamados "vuelos de la libertad" organizados por la Iglesia católica. El destino inicial fue Miami, pero el salto a París se fue demorando porque las regulaciones migratorias la obligaban a esperar cinco años para obtener un pasaporte.

"Desde los 9 años le dije a mi familia que viviría en París. Había una fuerza que me llamaba", dijo, pero la falta de recursos la obligó a buscar otro camino y "el sofá" que le ofrecía una pareja amiga en Nueva York la decidió a tentar suerte en la Gran Manzana.

León, no pudo tomar clases en París con Boulanger (1887-1979), que fue una compositora, pianista, organista, directora de orquesta, intelectual y profesora francesa que formó y enseñó a muchos de los grandes compositores del siglo XX.

Publicidad

Pero, en cambio, con 24 años recién cumplidos, sin hablar inglés y con sólidos conocimientos de solfeo, que es el idioma universal de los músicos, conoció por accidente en Nueva York al famoso bailarín y coreógrafo negro Arthur Mitchel, "quien cambió la veleta de mi barco personal".

Mitchel la vio trabajar en el piano en una academia de baile del barrio negro de Harlem, la invitó a una función del Lincoln Center para que viera ballet por primera vez y le habló de su proyecto para crear el Dance Theatre de Harlem.

Publicidad

"Me pidió que le escribiera algo que lo iba a convertir en una coreografía, y me lancé. No solo comencé a componer, sino que además fui miembro fundador en 1969 y la primera directora musical del grupo".

Actualmente con dos matrimonios que terminaron en divorcio y sin hijos, León continúa "cien por ciento activa y saludable", según dijo, "la edad está en el espíritu".

Solamente se ha retirado como docente universitaria en Nueva York, aunque hace residencias que incluyen clases y un concierto con su música. Actualmente es profesora invitada en Filadelfia, próximamente hará lo mismo con la Universidad de Yale.

Una materia pendiente es componer para el cine, una sorpresa que deberá esperar porque en estos momentos trabaja en tres piezas de orquesta y una obra encargada por una flautista que la mantendrán ocupada hasta comienzos de 2025.

Publicidad


"Escribo sin piano, como si fuera una carta. Es un proceso muy particular, muy individual", dijo.

A pesar de su formación académica y clásica, León reconoce que no discrimina ningún tipo de música y que en particular la salsa sigue siendo su preferida. Recuerde conectarse con la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.

Publicidad