Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Lee "Scratch" Perry, el arquitecto del reggae

El legendario productor fue uno de los músicos más creativos y revolucionarios de la música.

Lee Perry.png

Nació como Rainford Hugh Perry el 20 de marzo de 1936 en Kendal, Hanover Parish, en el noroeste de Jamaica. Su madre le puso el sobrenombre de Lee. Un estudiante indiferente al que no le gustaba el trabajo manual, dejó la escuela en su adolescencia. Su amor por el baile en el dancehall local desencadenó una fijación con la música y lo llevó a escapar de Kendal a Kingston en 1960.

Lee "Scratch" Perry alcanzó reconocimiento a finales de la década de los años sesenta por haber producido a algunos de los artistas más vanguardistas del reggae. “Soy el mejor productor discográfico que ha visto Jamaica. ¡Muchos dicen que soy el mejor del mundo!" dijo en 1984. Su influencia en la música se vio marcada por la ampliación del vocabulario en el sonido de la grabación en estudio. Incluso, Keith Richards llegó a asegurarle en 2010 a Rolling Stone que Perry era "el Salvador Dalí de la música". "Es un misterio. El mundo es su instrumento. Es un chamán", agregó.

Inició en el mundo de la música desde 1961 y estuvo vigente hasta el final de sus días. Desde entonces, fue conocido como "Scratch", un apelativo extraído de "Chicken Scratch" (el título de una de las primeras canciones del sello Studio One de Clement "Coxsone" Dodd). También se le conocía como "The Upsetter” (Del sencillo "I Am the Upsetter" de 1967, una bofetada a su ex jefe Dodd).

Después de un largo aprendizaje trabajando para Dodd y el destacado productor Joe Gibbs, Perry se lanzó por su cuenta en 1968. Uno de los primeros lanzamientos de su incipiente sello fue "People Funny Boy". La canción sigue un ritmo lento y con un fuerte acento que era nueva para la música popular de la isla, pero que todavía estaba dominada por los sonidos acelerados del ska y rocksteady. Sin embargo, se convirtió en una sensación local que alcanzó las listas de éxitos en Inglaterra después de su lanzamiento por Trojan Records, considerada una de las primeras grabaciones de reggae.

Irrumpió aún más en el mercado internacional con una serie de instrumentales de influencia ska lanzados bajo el nombre de Upsetters con títulos inspirados en spaghetti western. El más grande de ellos fue "The Return of Django", que escaló rápidamente en las listas británicas.

La alianza creativa más productiva de Perry se produjo en 1970, cuando volvió a reunirse con un trío vocal con el que había trabajado en Studio One: The Wailers. En ls sesiones producidas para Upsetter, Bob Marley, Peter Tosh y Bunny Wailer endurecieron su sonido y se convirtieron en uno de los primeros grupos jamaicanos en defender abiertamente las creencias rastafari.

136-lee-02.jpg

Publicidad

Aunque la asociación duró sólo un par de años, las grabaciones de The Wailers para Perry demostró ser la base del repertorio del grupo; esas composiciones (algunas de ellas escritas con Perry o perfeccionadas por él) incluían "Small Axe", "Keep On Moving", "Trenchtown Rock", "Concrete Jungle", "400 Years" y "Kaya", todas las cuales serían regrabadas más tarde por Island Records.

Marley y Perry mantuvieron una relación personal y profesional cercana pero muy volátil hasta la muerte de cáncer de la superestrella del reggae en 1981. La pareja colaboró ​​en canciones posteriores como "Jah Live" (un tributo a Haile Selassie, icono del rastafarianismo) y "Punky Reggae Party".

En 1974, Perry estableció su propio estudio en su casa en 5 Cardiff Crescent en el suburbio de clase media de Kingston en Washington Gardens. La placa de cuatro pistas del Black Ark, el retardo Echoplex y el combo eco / phaser de Roland crearon una gran cantidad de sonidos extravagantes.

En 1976-77, Perry produjo algunos de los álbumes de reggae más originales jamás grabados: "War Ina Babylon" de Max Romeo, "Party Time" de los Heptones, "Police and Thieves" (cuyo tema principal de actualidad fue rápidamente cubierto por la banda de punk inglesa The Clash), "To Be a Lover" de George Faith y la combinación inclasificable de voz de Perry y doblaje “Super Ape”.

El mundo comenzó a abrirse camino hacia su puerta: durante los años setenta, Paul y Linda McCartney, Robert Palmer y John Martyn grabaron en el Black Ark, y The Clash llevó a Perry a Londres para producir su sencillo "Complete Control". Sin embargo, en 1978 Perry mostraba signos de grave inestabilidad mental, en parte alimentada por el fuerte abuso de la potente marihuana y el ron.

Relaciones importantes se disolvieron. Rompió bruscamente con Island después de que el jefe del sello Chris Blackwell se negara a publicar "Heart of the Congos" de Congos (ahora considerada la obra maestra del productor) y dos de los álbumes en solitario de Perry. En 1979, su esposa Pauline Morrison lo dejó por un miembro del grupo vocal The Meditations, que él había producido.

Publicidad

A pesar de que realizó giras internacionales hasta los 80, dispersándose salvajemente, presentando una figura loca con trajes brillantes y a medida y, a menudo, luciendo una barba teñida de colores, Perry es mejor recordado por su voluminoso catálogo de grabaciones que llegó a casi 300 páginas de gran formato. Publicó más de 70 álbumes de estudio y en vivo con su propio nombre, y sus primeros trabajos se extrajeron en gran medida para reediciones de Trojan, Pressure Sounds, Heartbeat, Island, Blood & Fire y Doctor Bird. El mercado también se vio inundado de lanzamientos ilegítimos que llevaban el nombre de Upsetter. Apenas hasta el año 2019, lanzó seis nuevos álbumes de estudio.

Entrando en el siglo XXI y en álbumes como “Techno Party”, el maestro del dub encontró una nueva forma de vocalizar sobre el trip-hop. Para cuando Perry llegó a "Must Be Free" de 2016, se veía a sí mismo tanto como un sanador como un artista. Perry fue un excéntrico hasta el final, y dijo en una de sus últimas entrevistas en 2020: “La música es perfecta. Estoy seguro de que la música es perfecta".