Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
No, gracias.
¡Claro que sí!

Publicidad

En Canto y Música Coral: Robert Schumann, Constant Lambert y Reynaldo Hahn

En esta nueva edición de Canto y Música Coral escucharemos obras de Robert Schumann, Constant Lambert y Reynaldo Hahn. Le contamos los detalles.

Robert Schumann

A principios del otoño de 1850, Robert Schumann, dejando las orillas del Elba por las del Rin, sucedió a Ferdinand Hiller como director musical en Düsseldorf. Para cumplir su contrato, tuvo que planificar diez conciertos cada año, con coro y/u orquesta, y organizar el Festival de Música de Renania, cuya fama traspasó los límites de la región.

A partir de ese momento, la música coral ocupará un lugar cada vez más importante en su vida creativa de Robert Schumann. La primera de sus grandes composiciones de Renania, El peregrinaje de la Rosa, Op. 112 presentada el 7 de julio de 1851, inaugura la sala de música.

Mucho se ha hablado de la calidad del texto, un poema heroico al estilo de la época, lleno de éxtasis sentimental y teñido de cariño. Se debió a la pluma de un tal Moritz Horn, alguacil en Chemnitz y poeta en sus tiempos libres. Sin la música de Robert Schumann, este cuento habría desaparecido sin duda en el olvido de la literatura.

Una rosa quiere vivir una existencia humana y, por intercesión de la reina de las hadas, su deseo se cumple. La flor, transformada en niña, toma el nombre de Rosa y a su vez recibe una rosa como regalo de la reina de los elfos. Es un talismán que otorga salud y felicidad eterna y del que la joven nunca tendrá que separarse.

Publicidad

Desde el comienzo de su peregrinación humana, encuentra experiencias tristes: rechazada dondequiera que busca hospitalidad, finalmente se refugia en un cementerio donde está enterrada una joven que murió por amor. El sepulturero siente lástima por Rosa y la lleva donde unos buenos molineros, quienes creen reconocer en la recién llegada a su hija fallecida. Rosa vive allí tranquila, encuentra esposo, da a luz a un hijo y sacrifica su vida, entregándole la flor de la felicidad eterna. Al despedirse del mundo de los hombres, no retomará su aspecto primitivo, sino que se convertirá en un ángel acogido en el cielo por los serafines.

💬 Síganos en nuestro canal de Whatsapp aquí.

El compositor venezolano Reynaldo Hahn residió en París desde los tres años y eventualmente adquirió la ciudadanía francesa. Ingresó al Conservatorio de París y estudió armonía con Dubois, piano con Decombes y composición con Massenet. Rápidamente logró reputación con sus canciones, de un estilo elegante y precoz, algo fácil pero realmente encantador. Hahn era talentoso y poseía una atractiva voz, así que se acompañaba a sí mismo en el piano en los salones de moda y en salas de concierto. Bajo una apariencia frívola, su arte era el resultado de un trabajo serio, tal como sucedía con sus apariciones como director e intérprete.

A pesar de todas las cualidades encontradas en las obras más serias de Reynaldo Hahn, fue la opereta el género que reveló mejor su talento. La obra maestra de Hahn en el género fue Ciboulette, una opereta en tres actos con libro en francés de Robert de Flers y Francis de Croisset, que estrenó en el Théâtre des Variétés de París el 26 de enero de 1923.

El argumento de esta opereta es el siguiente: En el París de 1867 a una joven hortelana llamada Ciboulette se le predice una hermosa boda, que solo puede hacerse realidad bajo circunstancias inverosímiles. Ciboulette conoce a un joven rico, Antonin de Mourmelon. Vuelve a encontrarse con él en las circunstancias descritas en la predicción, pero Antonin la deja por Zenobia, una antigua amante. Ciboluette es presentada al compositor Olivier Métra y se convierte entonces en una cantante estrella con el nombre de Conchita Ciboulero. Finalmente acaba por casarse con Antonin de Mourmelon.

El compositor británico Constant Lambert tuvo una vida corta pero dinámica. Sus talentos musicales se revelaron temprano y en 1922 logró una beca para estudiar en el Royal College of Music, donde fue alumno de Vaughan-Williams y Morris. En 1928 fue el primer compositor inglés en escribir una obra para los Ballets Rusos, Romeo y Julieta, obra que, junto a otras, como Eight Poemsof Li-Po, le situaron como uno de los principales compositores jóvenes de Inglaterra.

Publicidad

Muchas creaciones de Contant Lambert fueron influidas por el jazz, sobre todo por Duke Ellington y por dos espectáculos londinenses del momento, Dover Street to Dixie y Blackbirds. Cuando murió la estrella de estos espectáculos, Florence Mills, Lambert escribió un tributo, Elegiac Blues, la primera de sus obras en capturar realmente el idioma del jazz. Otra de estas obras fue su cantata El río grande, que lo llevó a la fama.

Podrá escuchar las obras completas en la nueva edición de Canto y Música Coral este domingo, 7 de julio a las 9:00 p.m. por la señal en vivo de la HJCK.