Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

El goteo de revisiones literarias enciende la polémica

El goteo de revisiones literarias como las del británico Roald Dahl o la serie de James Bond han encendido la polémica sobre lo políticamente correcto y la cultura de la cancelación en redes sociales y medios de comunicación, donde las críticas han hecho que, en algún caso, se dé marcha atrás.

Roald Dahl
El escritor británico Roald Dahl firmando libros.
Rob Bogaerts / Anefo / Wikicommons.

Es lo que ha ocurrido con la editorial británica Puffin UK, que finalmente anunció que publicaría a últimos de año la colección original de Dahl "para mantener los textos clásicos del autor impresos", tras las críticas a la versión editada de sus novelas con modificaciones para eliminar lenguaje potencialmente ofensivo.

La decisión de reeditar las novelas del espía James Bond sin referencias raciales que puedan ser consideradas ofensivas es "más hipócrita basura anglosajona que los europeos haremos nuestra, como de costumbre", denunció en Twitter el escritor español Arturo Pérez-Reverte. Este "está siendo el siglo de la estupidez", apostilló.

"Gracias a los demagogos, los oportunistas que hacen de esto su negocio y los idiotas que les aplauden", añadió sobre esta decisión polémica de la entidad que posee los derechos de los libros sobre el agente secreto británico, Ian Fleming Publications.

La compañía encargó una revisión de los textos a una comisión de lectores y ha decidido volver a sacar las novelas sin esas alusiones raciales potencialmente ofensivas. Entre los cambios, está previsto que desaparezca la palabra "negro" (sic), con la que en inglés se designaba a los esclavos de esa raza, aunque también se suprimirán otras descripciones raciales, mientras que otras se conservarán inalteradas.

Publicidad

Asimismo, se introducirá una advertencia para acompañar las aventuras de Bond que recordará que "este libro fue escrito en un momento en que términos y actitudes que podrían ser consideradas ofensivas por los lectores modernos eran habituales".

Críticas de políticos, editores y escritores

Las revisiones de los textos de Dahl, que no se producirán en sus ediciones en español, tanto en España como en Latinoamérica, han sido criticadas desde el primer momento por escritores, editores y políticos, entre ellos el propio primer ministro británico, Rishi Sunak. "Es importante que las obras de literatura y los trabajos de ficción se preserven y no se editen", observó. "Siempre hemos defendido -argumentó- el derecho al libre discurso y expresión".

También el ministro de Cultura español, Miquel Iceta, afirmó estar "en contra de la utilización de filtros, de supuestos cánones de corrección o de la cancelación" de libros. El presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, Daniel Fernández, advirtió que esa modificación de obras "en el marco legislativo español es ilegal". "Si ahora vamos a ocultar que existía la esclavitud porque nos ofende es un disparate", enfatizó el presidente de los editores.

La escritora Julia Navarro considera que, con estas posiciones, la sociedad actual se acerca cada vez más a la distopía de la novela "1984", de George Orwell; y el cineasta Nacho Vigalondo cree que, por detrás de estas cuestiones, "siempre se esconde la necesidad de unos pocos de maquillar el pasado para forrarse un poco más en el presente".

@lahjck_

La eliminación de contenidos supuestamente ofensivos de los libros del #novelista británico #RoaldDahl ha desatado todo un debate. ¿Usted qué opina? #tiktokaprende #libros

♬ Love You So - The King Khan & BBQ Show

Advertencias de "contexto" en películas antiguas

Las advertencias sobre la época en la que se creó una obra no son nuevas. En 2020, la productora cinematográfica Disney decidió incluir avisos de contenido al comienzo de cintas clásicas como "Dumbo" (1941), "Peter Pan" (1953) o "The jungle book" (1967) que avanzan las connotaciones racistas que pueden contener sus películas antiguas. "Este programa incluye representaciones negativas y/o un mal tratamiento de personas o culturas", indica la etiqueta que se proyecta durante diez segundos antes del comienzo de las películas en la plataforma Disney+.

También explica los motivos por los que no ha alterado el contenido: "Estos estereotipos estaban equivocados entonces y lo están ahora. En lugar de eliminar este contenido, queremos reconocer su impacto dañino, aprender de él y generar conversaciones para crear juntos un futuro más inclusivo".

Publicidad

La fórmula elegida por Disney (no editar las películas y advertir sobre el contenido) fue imitada por otras plataformas como HBO Max, que añadió una explicación del "contexto histórico" a "Gone with the wind" (1939), tras retirarla de su oferta temporalmente.

Escuche lo mejor de la música clásica por la señal en vivo de la HJCK.