Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Cuatro poemas para recordar a Ernesto Cardenal

Hace dos años murió el poeta, sacerdote y escritor nicaragüense Ernesto Cardenal a causa de un paro cardiorrespiratorio. A continuación recordamos cuatro de sus poemas.

Ernesto Cardenal
En 1965 Ernesto Cardenal fundó una comunidad cristiana en una de las islas de Solentiname, y publicó su obra "El evangelio en Solentiname". Juan Pablo II lo amonestó públicamente por propagar una doctrina contraria a las ideas de la iglesia.

Yo que he tenido mala suerte

POEMA SIGUIENTEYo que he tenido la mala suerte
Yo de que Dios se enamorara de mí.
He quedado fuera del juego erótico.
Otros en esos juegos se reirán de mí.
Cuando mi amor en Granada
ilimitado ¿estabas celoso?
Mis deseos sexuales han sido y son
tan sólo analogías de mi amor a vos.
Creo que te agradan mis deseos sexuales.

Esta será mi venganza

Esta será mi venganza:
Que un día llegue a tus manos el libro de un poeta
famoso
y leas estas líneas que el autor escribió para ti
y tú no lo sepas.

Me contaron

Me contaron que estabas enamorada de otro
y entonces me fui a mi cuarto
y escribí este artículo contra el Gobierno
por el que estoy preso.

Detrás del Monasterio

Detrás del monasterio, junto al camino,
existe un cementerio de cosas gastadas,
en donde yacen el hierro sarroso, pedazos
de loza, tubos quebrados, alambres retorcidos,
cajetillas de cigarrillos vacías, aserrín
y cinc, plástico envejecido, llantas rotas,
esperando como nosotros la resurrección.

¿Quién era Ernesto cardenal?

Ernesto Cardenal fue un poeta, sacerdote, teólogo, escritor, traductor, escultor y revolucionario nicaragüense.​ Desde niño se sintió atraído por las letras y quiso buscar una forma de cambiar el mundo. Se lo conoce por sus ideas políticas marxistas y su defensa de la teología como única salida a los males que aquejan hoy al mundo.