Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Antonio Gala, el escritor de amplia cultura

Antonio Gala, fallecido este domingo a los 92 años, fue uno de los autores en español más leídos y reconocidos tanto dentro como fuera de España, un escritor, dramaturgo, poeta y ensayista de personalidad compleja, gran elegancia y vastísima cultura.

Antonio Gala
Retrato del escritor y poeta Antonio Gala datada en 2016.
RAFA ALCAIDE / EFE

Nacido en la localidad de Brazatortas (Ciudad Real) el 2 de octubre de 1930, Ángel Custodio Gala y Velasco siempre se consideró de Córdoba - donde murió- de adopción, al haber vivido gran parte de su vida en esa ciudad del sur de España, que además tuvo un gran peso en su obra.

Hijo de médico, Luis Gala Calvo, y de Adoración Velasco, fue un niño precoz. Contaba él que con solo cuatro años escribió su primer relato; con cinco, su primera pieza teatral y a los 14 años ofreció su primera conferencia en el Círculo de la Amistad de Córdoba.

Se licenció en Derecho y en Filosofía y Letras primero y, después, estudió Ciencias Políticas y Económicas. A aquella etapa universitaria pertenecen sus primeros poemas, que publicó en revistas. Y junto a amigos como los también poetas españoles Gloria Fuertes y Julio Mariscal, fundó las revistas "Aljibe" y "Arquero de Poesía".

El Gala poeta y dramaturgo

Su obra poética, iniciada con "Enemigo íntimo" (1959), reconocido con el Premio Adonais de Poesía, continúa con "Sonetos de la Zubia" (1981) "Poemas cordobeses" (1994), "Poemas de amor" (1997), "Testamento andaluz" (1998) y "El poema de Tobías desangelado" (2005), al que el propio autor consideraba su "testamento literario".

Publicidad

Vivió un año en Florencia, donde dirigió la galería La Borghese y, de vuelta a España, inició su fructífera carrera teatral con "Los verdes campos del edén" (1963), que fue Premio Nacional de Teatro "Calderón de la Barca", a la que siguieron "Los buenos días perdidos", que ganó el Premio Nacional de Literatura 1972, "Anillos para una dama" (1973), "¿Por qué corres Ulises?" (1975), "Petra Regalada" (1980), "Samarkanda" (1985), "Carmen, Carmen" (1988) y "La truhana" (1992).

En 1990 publicó su primera novela, "El manuscrito carmesí", con la que ganó el Planeta. Tras ella, publicó "La pasión turca" (1993) y "Más allá del jardín" (1995), ambas llevadas al cine, "La regla de tres" (1996); "Las afueras de Dios" (1999); "El pedestal de las estatuas" (2007) o "Los papeles de agua" (2009).

Artculista prolífico y guionista

Gala fue también un articulista prolífico, muchos de ellos, recogidos en libros como "Mis charlas con Troylo" (1981) -Premio César González Ruano de Periodismo-, "Cuaderno de la dama de otoño" (1985); 'La soledad sonora" (1991) o "La Tronera", título de su columna del dirario El Mundo desde 1992.

Escribió también guiones para televisión como "Y al final esperanza" y para series como "Si las piedras hablaran" (1985) o "Paisaje con figuras" (1995) y hasta se atrevió con una ópera, "Cristóbal Colón".

Durante los años ochenta tuvo una intensa vida cultural. Fue presidente del Centro Español del Instituto Internacional de Teatro y presidente fundador de la Asociación de Amistad Hispano Árabe. Y en los noventa fue uno de los impulsores de la Asociación de Escritores y Periodistas Independientes (AEPI).

En julio de 2011 desde su columna en El Mundo reveló que padecía un cáncer de colon difícil extirpación. Estuvo luchando contra la enfermedad, sin salir de su domicilio, hasta junio de 2014, cuando muy abatido, se dejó ver en la entrega de los premios de poesía que llevan su nombre.

Publicidad

Una de sus últimas apariciones públicas fue en abril de 2018, cuando asistió a la entrega de los Premios Loewe de Poesía, concedido a un antiguo becario de su fundación y gran amigo, Ben Clark. No olvide conectarse a la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.