Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Algunas lecturas sobre la maternidad

No importa si usted no es mamá, estos libros son una lectura que pueden dar pistas sobre los procesos que conlleva la maternidad: desde la belleza hasta el horror. Historias de mujeres que cuentan qué significa ser madre.

Libros

"La perra", de Pilar Quintana

Esta es la historia de Damaris, una mujer que vive en el Pacífico colombiano y que no pudo convertirse en madre. En cambio, adopta a una perra que la nombra como en algún momento pensó llamar a su hija. Esta novela es sobre una maternidad frustrada, incompleta y animal. En medio de la narración, lo violento del ambiente: de la selva, del mar; se traslada al interior de los personajes que van transitando entre las escalas de grises emocionales, desde lo abominable hasta lo sensible. Leer este libro es adentrarse en un universo lleno de silencios y símbolos expuestos en los movimientos corporales, los colores de la tierra, las casas de los ricos y los muertos del pasado.

"llamadas de mamá", de Carole Fives

Este libro está construido en un inagotable diálogo de una hija y una madre a través de distintas llamadas. A través de las conversaciones se dilucidan las personalidades de ambas, entre una cotidianidad que sirve apenas para cubrir la soledad y la vejez que se siente de un lado de la línea. Entre la enfermedad mental y el cáncer estas dos mujeres tejen una narrativa abrupta y transparente de la relación entre mamá e hija.

Publicidad

"El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes", de Tatiana Țîbuleac

Un hombre debe recordar el último verano que pasó junto a su madre por recomendación de su psiquiatra para el bloqueo artístico que viene padeciendo. En esa remembranza, Alesky se reclama a sí mismo el pasado, a su madre su abandono y su rechazo y se pregunta por la desaparición de su hermana. la reconciliación aparece, se bajan los guantes y empieza la construcción de nuevos recuerdos.