Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Un presunto marco de Basquiat resultó ser "broma" de un artista austríaco

Con palos de escoba y clavos, el artista austríaco André Heller creó un marco que presentó en 2017 como si fuese una obra del famoso pintor afroamericano Jean-Michel Basquiat y se tasó en Nueva York en tres millones de dólares antes de venderse por 800.000 euros y revelarse la falsedad de la autoría.

Basquiat
Un grupo de personas visita la exposición del artista estadounidense Jean-Michel Basquiat (1960-1988), que alcanzó el éxito durante la década de 1980 como parte del movimiento neoexpresionista, en la galería de arte Albertina de Viena, Austria, el 9 de septiembre de 2022.
JOE KLAMAR/AFP

Según informó este miércoles el semanario vienés Falter, Heller admitió que con la falsificación quiso burlarse de su compatriota Dieter Buchhart, historiador y comisario de arte, considerado un gran experto en la obra de Basquiat.

"Buchhart se comportaba como si fuera el mejor conocedor de Basquiat del planeta. Después de habernos apabullado a mí y a todos los demás con todo lo que sabía de Basquiat, llegó el día en que quise ponerlo a prueba", explica el falsificador -un autor, cantante y actor de renombre en el ámbito de habla alemana- en declaraciones a la revista.

Publicidad

Para engañar al comisario, Heller, de 75 años, recurrió a bocetos de Basquiat que conservaba de su colaboración con el estadounidense en el proyecto artístico de vanguardia "Luna Luna", celebrado en Hamburgo en 1987.

Luego, con palos de escoba y clavos creó un marco doble, que decoró pegando parte de los bocetos en los listones de madera. Con el resultado enmarcó otro de los dibujos originales de Basquiat que poseía.

Finalmente, presentó esa creación a subasta en la feria neoyorquina Tefaf de 2017, a través de la galería vienesa Wienerroither & Kohlbacher.

En su entrevista con el semanario vienés, Heller afirma que todo fue una "broma infantil". No obstante, el marco llegó a ser ofrecido en Nueva York por un precio de tres millones de dólares, superior a los dos millones por los que se vendía el dibujo enmarcado.

Publicidad

Finalmente, el marco acabó vendiéndose en 2018 por 800.000 euros como obra original, a pesar de no contar con un certificado que acreditara su autenticidad.

Unos cuatro años después, el descubrimiento de que un equipo de periodistas del Falter estaba investigando el trasfondo de la misteriosa obra y el temor a terminar ante los tribunales acusado de falsificación impulsó a Heller a recomprar su creación el 21 de octubre pasado.

Publicidad

Actualmente, la pintura original de Basquiat que Heller colocó en el marco se encuentra en el Museo Albertina de Viena, como parte de una gran retrospectiva dedicada al artista norteamericano. No olvide conectarse con la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.