Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Francia posee el cine más antiguo del mundo

Ubicado en La Ciotat, cerca de Marsella, este particular teatro de proyecciones "la sala en funcionamiento más antigua del mundo"

FRANCE-ART-CINEMA-RECORD
Interior del l'Eden-Theatre.
AFP

El "Eden-Théâtre" en el sur de Francia, donde se proyectaron las primeras películas de los hermanos Lumière, fue reconocido oficialmente como el cine en funcionamiento más antiguo del mundo por el Libro de los récords Guinness. Ubicado en La Ciotat, cerca de Marsella, este cine tiene "la sala en funcionamiento más antigua del mundo", según proclamó a principios de julio la guía de referencia que recoge y certifica los récords mundiales.

Inaugurado el 15 de junio de 1889 en este pequeño puerto mediterráneo que tenía 12.000 habitantes en aquella época (más de 35.000 en la actualidad), el Eden acogió en sus inicios representaciones teatrales, conciertos e incluso combates de boxeo y lucha grecorromana, explica su página web. Su antiguo propietario, Raoul Gallaud, se había hecho amigo de los hermanos Antoine Lumière, padre de Louis y Auguste Lumière.

CINEMA-PATRIMOINE
Dos turistas fotografían el l'Eden-Theatre
AFP

Publicidad


Fue invitado a participar en una primera "experiencia cinematográfica" en casa de los Lumière, el 21 de septiembre de 1895, y sugirió a Antoine que repitiera la experiencia en el Eden, según declaró el responsable de comunicación del cine. Pero durante la proyección organizada unos días más tarde se registraron problemas técnicos. Antoine Lumière repitió entonces la experiencia en París, en el Grand Café, desaparecido en el siglo XIX, el 28 de diciembre de 1895, fecha considerada por los historiadores como la del nacimiento del cine.

No se registraron más proyecciones hasta el 21 de marzo de 1899, cuando el Eden proyectó películas de los hermanos Lumière. Esta sesión es la que fue retenida por el Libro Guinness.

Publicidad