Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

"El imperio de la luz", la cinta más personal de Sam Mendes inspirada en su madre

El director británico Sam Mendes da un giro a su carrera con "El imperio de la luz", su película más íntima y personal, inspirada en la batalla de su madre, la novelista Valerie Mendes, con un trastorno bipolar y ambientada en los años 80.

Sam Mendes
El director británico Sam Mendes llega al estreno de Empire of Light en Los Ángeles en el Teatro Samuel Goldwyn en Beverly Hills, California, el 1 de diciembre de 2022. (Foto de Michael Tran / AFP)
MICHAEL TRAN/AFP

Mendes cuenta en una entrevista con EFE junto a la protagonista, Olivia Colman, que el filme, que se estrenó este lunes en el Reino Unido, no es autobiográfico, pero sí engloba temas de su juventud que tenía ganas de contar.

"El imperio de la luz" narra la historia de Hilary, una mujer con problemas de salud mental que trabaja en un antiguo y majestuoso cine de una población costera en el sur de Inglaterra.

Publicidad

En su vida se cruza el joven Stephen (Micheal Ward), hijo de una inmigrante caribeña y que afronta sus propias dificultades, con quien entabla una atípica relación amorosa que les sostiene a ambos en momentos de fragilidad.

De trasfondo está el aumento de la intolerancia y el racismo en la época de la ex primera ministra conservadora Margaret Thatcher así como la posibilidad de evasión que para muchos ofrecía el cine -el "Empire" en este caso-, el otro gran puntal del relato. Mendes, que ganó el Oscar en 1999 por "American Beauty" y suma más de 40 premios, explica a EFE que el germen de la película está en su niñez.

"Crecí con una madre que tenía problemas de salud mental y Hilary, el personaje de Olivia (Colman), está algo basado en ella. Y el principio de los 80 fueron los años de mi adolescencia, cuando buscaba mi identidad, y la encontré principalmente a través de las películas y la música, y el escape que representaba el cine", rememora.

"Todo eso está incluido. Supongo que quería encontrar una manera de contar esa historia que estaba en lo más profundo de mi pasado. Habiendo realizado algunas películas muy importantes que no eran tan personales, quería dedicar tiempo a hacer algo más pequeño y un poco más íntimo", afirma el director de "1917" y de dos entregas de James Bond.

Publicidad

Colman, tan relajada y amable como el director, confiesa a EFE que accedió a interpretar a esta heroína inglesa incluso antes de leer el guión. "Cuando Sam me preguntó si lo haría, dije: '¡Sí!'. Y luego, al leerlo, me di cuenta de que, interpretando a Hilary, puedes encarnar casi todas las emociones humanas", dice.

"Desde el punto de vista de la actuación, fue un placer. Estaba escrita tan bellamente, con tanto amor, y se la presenta como una mujer valiente, lo cual me encantó. Y nunca había visto este tipo de personaje bipolar interpretado en la gran pantalla antes", prosigue. La intérprete de Isabel II en la serie "The Crown" reconoce que fue "un regalo" contar con Mendes para guiarla en la compleja representación de un personaje bipolar.

Publicidad

"Él lo presenció directamente, se pasó su infancia observando con atención (a su madre) y aprendiendo a conocer las señales (...) La valiente subida (de la etapa maníaca), cuando era poderosa y elocuente, y luego la caída hacia abajo (con la depresión)", explica.

La actriz de 48 años confiesa con humor que no fue fácil abordar las escenas de sexo con la estrella rutilante que es Ward, de solo 25 años. "Fue espantoso. Me dio mucha vergüenza, pero él estuvo genial, mucho más maduro que yo -ríe-. Y tuvimos una maravillosa 'coordinadora de intimidad' que trajo Sam, llamado Ita O'Brien, con quien casualmente yo había estudiado teatro".

Publicidad

Colman revela que, al margen de la edad, las escenas de sexo siempre le dan "vergüenza": "Me parece que estoy siendo infiel", se ruboriza. La actriz incluso le pidió a Mendes si no podían eliminar las escenas sexuales de Hilary con Stephen y limitarlo a "un beso y luego salir fumando, como si ya hubiera sucedido".

Pero Mendes la convenció para que las hiciera, al considerar que "no eran gratuitas". "En realidad, algunas eran más subidas de tono cuando las escribí, pero luego las atemperé", revela a EFE el director. "¡Gracias!", apostilla Colman en la entrevista conjunta.

Publicidad

El cineasta argumenta que estaba interesado en ver "su deseo físico" y "su vulnerabilidad" y señala que a veces el cine te lleva a lugares poco transitados. "Te da la oportunidad de mirar brevemente detrás de la cortina, ver lo que realmente está sucediendo", declara. Recuerde conectarse con la señal en vivo de la HJCK, el arte de escuchar.