Publicidad

Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

10 datos históricos a 32 años de la caída del Muro de Berlín

La caída del Muro de Berlín en la noche del 9 de noviembre de 1989 fue uno de los grandes momentos de las revoluciones europeas de 1989 por la libertad y la democracia y uno de los acontecimientos más significativos de la historia reciente de occidente.

muross.png
La caída del muro de Berlín significó el fin de la Guerra Fría y la desintegración de la Unión Soviética.
Cortesía

El 9 de noviembre de 1989 el planeta puso sus ojos sobre la capital alemana, pues el conocido Muro de Berlín, que durante 28 años dividió al país europeo en dos partes, fue derribado esa tarde. Con la caída de esta estructura de hormigón, comenzó el fin de la Guerra Fría, la reunificación de los alemanes y el fin del comunismo en la mitad del país.

La construcción del también llamado "muro de la vergüenza" comenzó en 1961, con el propósito de evitar las constantes huidas de los alemanes residentes en la parte del país que quedó bajo el mando de la Unión Soviética. 32 años después de su caída, sigue recordándose como uno de los momentos más significativos del siglo XX.

Publicidad

01. El muro de Berlín se construyó en una sola noche

Entre el 12 y el 13 de agosto de 1961 tuvo lugar la construcción de un extenso muro de 155 kilómetros de paneles de hormigón, ladrillos y alambres que separarían durante 28 años la ciudad de Berlín en dos bloques claramente diferenciados, la zona comunista y la capitalista bajo la atenta vigilancia de las fuerzas de defensa de la República Democrática Alemana. Por su parte, los alemanes del este lo llamaron “el muro de protección antifascista”, nombre con la que querían mostrar a su población que se había erigido con la intención de protegerles del fascismo en occidente.

02. Un muro que dividió la ciudad en dos

El Muro de Berlín no fue una división de ladrillos y alambres con el propósito de evitar que se colaran ideologías, sino que estaba dirigido a los alemanes de la zona este, que buscaban emigrar hacia el Berlín del oeste. Mediante la construcción de este Muro, se quiso evitar la fuga de habitantes de una zona controlada por la entonces Unión Soviética, a las zonas que estaban bajo dominio de Francia, Gran Bretaña y EE.UU., antes que la República Federal Alemana se pusiera en pie.

muro-de-berlin-770x395.jpg
Alemania celebra el 32 aniversario de la caída del muro de Berlín este 2021.

Publicidad

03. Muy pocos lograron cruzar el muro

Si bien fueron muchas las personas que trataron de pasar desde el este hacia el oeste del muro y viceversa, muy pocos lo lograron, ya que la zona estaba fuertemente protegida por 302 torres de vigilancia, 11.500 soldados,127.5 kilómetros de vallas eléctricas y 55.000 minas. Se cree que, de alrededor de 100.000 mil personas que intentaron cruzar, sólo entre 5.000 y 10.000 tuvo éxito.

El primer desertor de la República Democrática Alemana fue Conrad Schumann. Lo hizo el 15 de agosto de 1961 cuando el muro aún era una alambrada. Una acción captada por Peter Leibing. Las imágenes se convirtieron en un símbolo de la Guerra Fría y hoy son recordadas con una estatua que hoy en día se mantiene en el mismo lugar en el que Schumann logró abandonar la RDA.

Publicidad

04. El punto de control Charlie

Si bien existían 31 puntos de control a lo largo del Muro de Berlín, el llamado punto de control Charlie era el más famoso de todos. Este punto de control, estaba en la zona que dividía el Berlín oeste que era controlado por los norteamericanos, con el este, controlado por el régimen de los soviéticos. La caseta del guardia de seguridad de este punto de control hoy se exhibe en un museo.

1573256414070.jpg
El puesto de control Charlie en Berlín, durante la Guerra Fría.

05. Un muro invisible

El muro que durante 28 años dividió a Berlín en dos también fue subterráneo. Cuando se construyó, las dos Alemanias continuaban conectadas a través del sistema ferroviario bajo tierra. Sin embargo, al poco tiempo la República Democrática Alemana decidió bloquear todas las estaciones para evitar fugas a través de estos recorridos. Al menos 300 ciudadanos consiguieron llegar a la parte oeste.

Publicidad

06. Formas legales de cruzar el muro

Se podía pasar de un lado a otro del muro pero era necesario contar con una documentación casi imposible de obtener para una persona común del lado este. Los alemanes del oeste contaban con facilidades al cruzar a la zona del este, pero para ello era necesario solicitar permisos especiales.

MUROS.png
Imagen de Günter Schabowski en 1989.

07. La caída, producto de un error

La caída del muro de Berlín fue provocada por una equivocación del militante de la República Democrática de Alemania, Günter Schabowski. Este comunicó a un periodista italiano antes de lo previsto la nueva medida adoptada por el Gobierno de la RDA que permitiría salir del país sin requisitos previos, de esta forma, la unión de todos los berlineses tendría un efecto inmediato.

Publicidad

08. El muro de Berlín en el cine

Las historias detrás de la caída del muro ha sido llevada al cine varias veces. Una de las películas más reconocidas que retratan a la ciudad divididas es El cielo sobre Berlín, de Win Wenders, donde dos ángeles sobrevuelan la capital alemana. Otro filme es Goodbye Lenin, en el que dos chicos tratan de ocultarle a su mamá, una ferviente comunista que acaba de despertar de un coma, la caída del muro. Tambi´én le puede interesar: "Heroes", una oda al amor en medio de la guerra .

09. El muro, una galería de arte

El fragmento de muro más largo que queda en pie es el que está en el barrio Friedrichshain. Después de los hechos de 1989, fue intervenido por 118 artistas de 21 países y se transformó en un museo de street art al aire libre: la East Side Gallery. Dos de sus mayores íconos son el beso entre Honecker y Breznev y el auto Trabant que atraviesa el muro. Hoy cientos de turistas visitan estos murales..

Publicidad

10. Los restos del muro de Berlín

La decisión del Gobierno de la RDA de derrumbar el muro no se llevó a cabo al cien por cien. No obstante, sí se derrumbó en su gran mayoría. Algunos de sus restos fueron regalados a personalidades como Ronald Reagan en reconocimiento al éxito de su política anticomunista. Otros se vendieron, algunos bloques se subastaron en Montecarlo con un precio inicial de 50.000 francos de la época. Muchos fragmentos del muro se encuentran en EE.UU. Se pueden ver en museos como el Archivo de la Guerra Fría de Los Ángeles o en el Museo presidencial Franklin D. Roosevelt. La escultora y nieta de Winston Churchill, Edwina Sandys, conserva un bloque en el Westminster College de Missouri. No deje de leer: La banda sonora de la caída del muro de Berlín .

5166715422_ef412e0665_z (1).jpg
En el mural, uno es el líder de la Unión Soviética, Leonid Brezhnev, y el otro, el presidente de la RDA, Erich Honecker.