Publicidad

Publicidad

push logo
Sabemos que las notificaciones pueden resultar horribles, pero prometemos no abusar. Entérate de todo el mundo cultural en HJCK.
¡Claro que sí!
No, gracias.

Publicidad

Las pinturas de Edward Hopper llegan al cine

Los cuadros de Edward Hopper llegan a la gran pantalla convertido en microficciones por el cineasta Win Wenders. Vean el trailer aquí:

 Edward Hopper
TO GO WITH AFP STORY BY GILDAS LE ROUX A visitor looks 'Nighthawks' art reproduction of painting by US artist Edward Hopper on February 24, 2010 during the first opening of exhibition running from February 16 to June 13, 2010 at the Fondazione Museo in Rome. A new exhibit in Rome invites the viewer into the world of American realist painter Edward Hopper, starting with a stop at a bar bathed in the raw but unfocussed light typical of his work. AFP PHOTO/Andreas SOLARO (Photo by ANDREAS SOLARO / AFP)
ANDREAS SOLARO/AFP

La obra del pintor estadounidense ha dado vida a “Dos o tres cosas que sé sobre Edward Hopper”, una cinta dirigida por Win Wenders, fotógrafo y cineasta, que ha estado detrás de películas como "París, Texas" (1984), "Pina" (2011) y "La sal de la Tierra" (2014). La proyección y estreno del cortometraje en 3D tendrá lugar en Basilea el próximo 17 de mayo, en el marco de la muestra dedicada a Hopper en la Fondation Beyeler.

"Frente a estas pinturas siempre he tenido la sensación de que son cuadros de películas que nunca fueron hechas, y comencé a preguntarme qué pasaría con estos personajes en el siguiente momento", afirma Wenders, quien ha decidido animar los cuadros y crear ficciones, relacionando los personajes, paisajes y escenas de cada lienzo. Vean aquí el trailer del cortometraje:

Publicidad

Edward Hopper: un pintor de respuestas

Desde muy joven Hopper se decidió por el arte. A los 17 años empezó a tomar clases en la Escuela de Arte de Nueva York, impulsado por la admiración de movimientos artísticos como el Impresionismo y el periodo del Renacimiento. Un par de años después, se tituló como ilustrador y ejerció un corto periodo de tiempo en el mundo publicitario con la Phillips & Company.

Publicidad

Su inquietud artística lo llevó a dejar su trabajo y embarcarse en un viaje a Europa que sería definitivo para el inicio de su vida como pintor. Llegó a París en 1906, en donde permaneció un año aprendiendo el lenguaje visual impresionista, hasta que el 1907 se fue a Londres para radicarse allí.

La particularidad de su obra radica en los juegos de luz y sombra que propone el artista en espacios interiores. Su principal inspiración y maestro en este sentido fue Edgar Degas, con quien compartió estudio de regreso a París en 1910. Mientras en Europa tomaban fuerza las vanguardias artistas del siglo XX, Hopper seguía descifrando la técnica de Monet, Manet, Toulouse-Lautrec y Goya.

Publicidad

"La respuesta a todo está en el lienzo" esa era la frase de Hopper cuando presentaba sus obras en alguna exposición. Su trabajo artístico puede entenderse como un diálogo entre épocas: toma todo el detalle de la luz que propuso el impresionismo, a los que sumó atmósferas íntimas que construía a partir de la expresión corporal de sus personajes en un espacio determinado.