Entrevista

A pesar de contar con la experiencia de más de 20 años en el sector de museos, Castro fue retirado del cargo de director del Museo Nacional. Sin muchas explicaciones el ministerio no ha confirmado su reemplazo.

¿Por qué les solicitaron la renuncia protocolaria?

Esta es una práctica usual en lugares como el Ministerio de Cultura cuando entra un nuevo Ministro y a los directoras se nos solicita que pasemos la renuncia para que él tome las decisiones discrecionales del caso y escoja quien debe ser removido de su cargo. Daniel Castro deja de ser el director del Museo Nacional de Colombia

¿Ya conocía a Felipe Buitrago, nuevo Ministro de Cultura? ¿Qué impresión tenia sobre él?

Mi conocimiento con el Ministro Buitrago fue mucho más directo en los últimos cuatro meses del año 2020 pues el Museo Nacional quedó en una reestructura del Ministerio bajo la responsabilidad del Viceministerio de creatividad y economía naranja.  Como lo he compartido en otras oportunidades, percibí unas dinámicas y una manera muy estructurada de adelantar los proyectos, con unos nortes y unas metas muy claras, con unas reuniones periódicas, es decir, con un ejercicio de liderazgo en el cual realmente me identifiqué plenamente, esto se lo comenté a mi equipo de trabajo en el Museo, pues era algo que nosotros habíamos venido trabajando en todo este último tiempo.

¿Sabemos que estaba apenas a un año y medio de jubilarse, cómo tomó la decisión del Ministro?

Efectivamente, en el momento en el que me entero de esta decisión estaba a un año y medio de mi retiro y, como se lo manifesté al Ministro, hubiera deseado finalizar esta carrera en el Museo Nacional, ese espacio absolutamente emblemático e importante de nuestro país, y aun con conocimiento de causa por parte de la alta dirección del Ministerio la decisión fue tomada y me puso en una situación muy reflexiva sobre la manera en la que se me fue compartido ese deseo del Ministro.

¿Usted lleva más de 20 años vinculado al MinCultura, cuál fue su recorrido?

Durante cinco años estuve dirigiendo el Museo Nacional, pero mi vinculación al Ministerio suma más de 20 años. Mi recorrido se inicia formalmente cuando asumo la dirección de la Casa Museo La Quinta de Bolívar, luego de un proceso de estar cerrada durante mucho tiempo por efectos de la restauración y donde tuve la fortuna de trabajar con la anterior directora, Diana Torres de Ospina, reactivamos y dinamizamos ese espacio también tan simbólico. Luego, en 2001, por una decisión también de reorganización ministerial se integraron las direcciones de los museos del Ministerio de Cultura en Bogotá, por lo cual quedé a cargo de la que hoy es identificada como la casa del florero: el Museo de la Independencia. Allí hicimos un gran trabajo de renovación para las conmemoraciones del primer bicentenario en 2010. El ejercicio de estos 20 años ha estado ligado al entorno museal, a acompañar e este último tiempo al sector de los museos en un proceso de reconocimiento y apoyo muy en especial en los temas de la pandemia, haciendo presencia en las mesas regionales de los museos.

¿Qué representa el Museo Nacional para el país?

Una de mis tareas fue haberle actualizado su norte misional. Cabe recordar que la misión del Museo no se había revisado hacía un poco más de 10 años y lo que se hizo fue que con el equipo de trabajo de una forma participativa, muy incluyente, donde todos contribuyeron: las personas de servicios generales, el equipo de vigilancia, las personas de áreas administrativas… todos generamos un nuevo norte al Museo y su razón de ser que es ser un lugar de encuentro donde hay un diálogo y un intercambio de nuestros patrimonios con los ciudadanos de Colombia y el mundo, un lugar para reconocer, para reflexionar, dialogar e incluso celebrar eso que fuimos como nación. No sobra recordar que eso incluye a Fragmentos, ese espacio de arte y memoria, el contra monumento concebido por Doris Salcedo, creo que el Museo para el país es ese lugar de convergencia donde no esperamos ciudadanos pasivos sino ique interactúen, critiquen y dialoguen con eso que reposa ahí.

¿Por qué cree que tomaron esta decisión?

Se me dijo que lo que querían eran nuevos liderazgos en el Museo, lo cual es entendible pero subrayo que un ejercicio de liderazgo veníamos ejerciéndolo en el Museo y se le puede preguntar a cualquier persona que era parte del equipo. El liderazgo para nosotros siempre fue un ejercicio de confianza, de acompañamiento y de comunicación. Esa fue la razón que el Ministro me dio.

¿Cuál es el reto de la cultura en este país, Daniel?

Creo que el reto de la cultura es seguir siendo un lugar de encuentro, de interacciones y de intercambio donde, eso que tenemos como gran norte a raíz de nuestra constitución política, seamos incluyentes, donde podamos identificar a un ciudadano con inquietudes con preguntas con su potencial creativo. Eso era lo que veníamos haciendo en el Museo Nacional y creo que podría proyectarse en el gran escenario cultural del país.


Canción actual
Title
Artist