Música

Continuamos explorando la vida de los más virtuosos compositores clásicos: hoy revisaremos la primera parte de la vida y obra de Félix Mendelssohn, un prodigioso músico y autor de memorables sinfonías.

Felix fue un niño prodigio, pronto dio muestras de un inusitado talento no sólo para la música, sino también para el dibujo, la pintura y la literatura. Sus dotes fueron estimulados por un ambiente familiar en el que siempre se alentaron las manifestaciones artísticas. A los quince años había escrito ya varias composiciones memorables de su tiempo.

Mendelssohn viajó por Inglaterra, Italia, Suiza y Francia, siendo recibido triunfalmente en todas partes. En 1827, crea una obra maestra, la obertura para “El sueño de una noche de verano”, de Shakespeare, en la que la fantasía, la elegancia de la forma, la frescura del colorido y la fluidez de la inspiración están unidas a una instrumentación admirable.

Sus viajes por el Norte le inspiraron el bello aguafuerte de la Sinfonía escocesa y la melodiosa obertura de la Gruta de Fingal, mientras Italia le hacía componer su fresca Sinfonía italiana. Le interesa leer: Master Class: Horizontes musicales para el 2021


Canción actual
Title
Artist