Cine

Una combinación entre Jimi Hendrix y Prince, así suena la última producción de Spike Lee que compite por la estatuilla a Mejor película en los Óscar 2019.

“Todos nuestros silencios ante el asalto racista son actos de complicidad”, Bell Hooks.

El infiltrado del KKKlan(BlacKkKlansman en inglés) es la última película dirigida por Spike Lee, con un argumento basado en el libro BlackKlansman de Ron Stallworth.

Stallworth fue un oficial de policía afroamericano en los años 70 que se convierte en el primer detective de Colorado Springs en lograr infiltrarse en el Ku Klux Klan con el apoyo de su “doble” de color de piel blanco y judío interpretado por Adam Driver, en el que ambos juegan a ser la misma persona, uno desde el teléfono y otro desde la presencia física para lograr ingresar en la organización inteligentemente.

Uno de los puntos fuertes a resaltar de esta película es su banda sonora, creada por el conocido músico de jazz y compositor Terence Blanchard que ha participado en varios filmes como The Comedian, Malcolm Xy Talk To Me, y aunque ha colaborado en música para películas desde hace 30 años, esta es su primera nominación a un Óscar. Blanchard cuenta en una entrevista que eligió el instrumento de la guitarra como la protagonista de la banda sonora porque él amaba la idea que Jimi Hendrix tuvo cuando tocó el himno nacional en Woodtsock: ese performance de The start spangled Bannerse convirtió en uno de los íconos más grandes de la historia del rock. Hendrix estaba protestando la participación de Estados Unidos en la guerra de Vietnamy la manera como los reclutas y veteranos de color estaban siendo tratados.

A través de su música, con su guitarra, se podían escuchar los sonidos de las máquinas de guerra, bombas y aviones. Hendrix descubrió que a través de ese sonido lograba hablar por todos, que dijera “yo no estoy de acuerdo” y, además, mostrara la injusticia que estaba sucediendo en ese entonces.

Según Blanchard en una entrevista para Jazz Night in America “Roll Stallworth es como el Jimi Hedrix en la película; porque pelea contra la opresión y escuchamos algo de la guitarra de Hendrix en el tema Blood and Soil”.

El guitarrista Charles Altura tuvo el reto de improvisar esta melodía la escena final de la película. A pesar de que Blanchard se basó en Hendrix, él quería que la melodía sonara con el estilo de Charles. Así pues, hubo una unión entre lo que era la música de los años 70 con el presente.

Además, de contar con la música original de Blanchard, podemos escuchar canciones de artistas como James Brown, Ray Ben Rue, The Temptations, hasta del fallecido Prince.

Cuando la música aparece nunca opaca lo que vemos, es más, parece que hiciera parte de la imagen, solo basta prestar un poco de atención para notar por separado la belleza que captan nuestros oídos. Por otro lado, cuando aparecen canciones reconocidas, es inevitable no sentirse contagiado por ritmos como el Too Late To Turn Back Nowde Cornelius Brothers & SisterRose en la que, además, visualmente hay muchas luces y todos bailan.

El infiltrado del KKKlancuenta con un guion lleno de humor negro y sátira. Spike Lee, más que divertirnos, nos llena de pasmo frente a la ridiculez de unos actos radicales cometidos por unos personajes caricaturizados, pero que reflejan prototipos políticos que eran vigentes en los años setenta y que lo siguen siendo todavía. No hemos crecido y madurado lo suficiente como para aceptar nuestras diferencias.

 


Canción actual
Title
Artist