A más de dos siglos y medio de su natalicio, hay todavía grandes interrogantes en torno a la vida e incluso las circunstancias de la muerte del más grande compositor de todos los tiempos.

Nacido el 27 de enero de 1756, el austriaco Wolfgang Amadeus Mozart es, para muchos, el más grande compositor de la historia de la música. Desde temprana edad mostró grandes facultades para el piano y el violín, y a los 5 años ya había compuesto pequeñas obras que tocaba con su familia en galas europeas. Lea también: Cuarteto para el fin de los tiempos: la obra estrenada en un campo de concentración

Alrededor de su vida e incluso las circunstancias de su muerte hay todavía grandes interrogantes, como la rapidez en que componía o la razón por la que fue enterrado en una tumba sin señal. Por eso, a continuación, recopilamos 10 curiosidades increíbles de Mozart:

 

1- Aunque muchos le conocían como Wolfgang Amadeus, su nombre de nacimiento era Johannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus. Mozart prefirió la traducción latina de su último nombre, Theophilus, que es de origen griego y significa “amor de Dios”.

2- Con el fin de presentar a Mozart al mundo, su familia emprendió grandes giras ofreciendo recitales ante importantes personajes del siglo XVIII, como el emperador Maximiliano José II, la emperatriz María Teresa, el rey de Francia, Luis XV, y el rey de Inglaterra, Jorge III, todo esto cuando apenas tenía entre seis y siete años.

3- Mozart ganó la plaza de Maestro de Concierto en Salzburgo, su ciudad de nacimiento, en 1769. Sin embargo, no recibía sueldo por ser menor de edad.

4- En 1770, con sólo 14 años (cuando la edad mínima exigida por el reglamento era de 20), fue admitido en la Academia Filarmónica de Bolonia, donde completó el examen de admisión en solo media hora, mientras que al resto de aspirantes les costó tres.

5- Mozart asombró por igual a artistas, pensadores y escritores de su época. Un ejemplo es el poeta y dramaturgo alemán Johann von Goethe, quien calificó su obra y el genio de Mozart como algo inexplicable: “¿Cómo, si no, podría manifestarse la Divinidad, a no ser por la evidencia de los milagros que se producen en algunos hombres, que no hacen sino asombrarnos y desconcertarnos?”

6- A Mozart se le atribuyen aproximadamente 600 obras, entre 68 sinfonías, 27 conciertos para piano, 18 sonatas para piano solo, 8 sonatas para dos pianos y 36 sonatas para violín, además de 23 cuartetos, 6 quintetos de cuerda y cientos de piezas musicales menores.

7- Se dice que a Mozart no le gustaba el sonido de la flauta. De hecho, una célebre frase atribuida a él dice: “Lo único que es peor que una flauta son dos flautas”.

8- Mozart escribió la obertura de la ópera Don Giovanni en una mañana el día del estreno.

9- Sintiendo su final a la vuelta de la esquina, presentó en Viena uno de sus últimos conciertos en 1791. Unos días antes, un extraño se presentó en su casa y le encargó a Mozart la composición de un réquiem.

Obsesionado con la idea de la muerte tras la despedida de su padre, el músico terminó por creer que esta obra sería la de su propio funeral. Esta, una de sus grandes composiciones, no pudo ser terminada, puesto que murió en plena escritura. Sus aprendices, por petición de su esposa, la terminaron.

10- Tuvo un breve funeral en la Iglesia de SanKt Stephen al que acudieron algunos amigos, entre ellos el también compositor Antonio Salieri, varios francmasones y algunos nobles, pero una fuerte lluvia y la ventisca impidieron que el grupo acompañase al féretro al cementerio de Sankt Marrx, a las afueras de la ciudad. Se dice que su tumba quedó sin señal ni cruz y para 1901, cuando se trató de identificar los restos, no fue posible, por lo que su lugar de entierro es aún un misterio.


Canción actual
Title
Artist