Literatura

Para celebrar la obra de Gabriel García Márquez les presentamos cinco audios en los que García Márquez grabó para la HJCK fragmentos de: "La mala hora", "El coronel no tiene quien le escriba", "Los funerales de la mamá grande", "Cien años de soledad" y su discurso al recibir el Premio Nobel de Literatura.

La mala hora

La guerra civil colombiana es historia del pasado, pero se vive una paz desagradable, que hace respirar un aire denso, donde el bando ganador, conservador, no escatima en gestos para incomodar a los antiguos adversarios, liberales; de manera solapada los asedian constantemente, lo que probablemente generará continuar el conflicto armado. César Montero, un vecino del lugar, acaba de asesinar de un escopetazo a Pastor, un cantor bastante popular, supuesto amante de especulación: un pasquín que apareció pegado en la puerta de su casa. Pero es sólo otro de tantos panfletos que han venido apareciendo en el pueblo, notas que revelan secretos de los habitantes, algunos supuestos y otros tan ciertos que no necesitaban tan burdos mensajes. Se puede decir que los pasquines, que algunos consideran una tontería, representan la materialización inicial de esa violencia colectiva que hace tambalear esa paz del momento, y el asesinato que se relata, probablemente el detonador para continuar la guerra. Para este pueblo ha llegado la mala hora.

(Lea también: “Mis novelas son esencialmente trabajos poéticos”: Gabriel García Márquez)

 

El coronel no tiene quien le escriba

Es una de las novelas más célebres de Gabriel García Márquez. Su protagonista, un viejo coronel que espera la pensión que nunca llega, es considerado como uno de los personajes más entrañables de la literatura hispanoamericana del siglo XX. Fue incluida en la lista de las 100 mejores novelas en español del siglo XX del periódico español El Mundo.

El propio García Márquez reconoció tras escribirla que era la más simple de las novelas que había escrito hasta la fecha. En ella no se detectan muchas de las facetas características de este autor, como son los frecuentes saltos en la trama, la mezcolanza entre fenómenos fantásticos y situaciones reales, y algunos otros detalles que suelen resaltar en la lectura. La novela pretende reflejar el sentimiento de desasosiego ante la espera, tal y como el autor lo expresó. “Yo creo que es mi mejor libro, sin lugar a dudas. Además, y esto no es una boutade, tuve que escribir Cien años de soledad para que leyeran El coronel no tiene quien le escriba”, dijo el escritor en una entrevista en 1979.

(Lea también: Gabriel García Márquez: esto es lo que usted debería saber del Nobel)

Los funerales de la mamá grande 

Estos ocho cuentos fueron escritos por García Márquez entre 1959 y 1962 en Colombia, Venezuela y México. Estos son los relatos que hacen parte del libro: La siesta del martesUn día de estosEn este pueblo no hay ladronesLa prodigiosa tarde de BaltazarLa viuda de MontielUn día después del sábadoRosas artificiales y Los funerales de la Mamá Grande.

Si bien se trata de historias independientes entre sí, tienen algunos rasgos en común. Varios de ellos tienen explícitamente como escenario a Macondo, el resto no lo explicita pero hay rasgos que permiten deducir que también ocurren allí. Algunos personajes se reiteran en distintos cuentos. Hay muchos vínculos entre algunos relatos y Cien años de soledad (obra cumbre de García Márquez); además de la ubicación espacial, se nombran algunos personajes de dicha novela, como el coronel Aureliano Buendía y su hermano José Arcadio.

 

Cien años de soledad

Este libro fue catalogado como una de las obras más importantes de la lengua castellana durante el IV Congreso Internacional de la Lengua Española celebrado en Cartagena  en marzo de 2007.​ Fue incluido en la lista de las 100 mejores novelas en español del siglo XX del periódico español El Mundo,​ hace parte de la lista de los 100 mejores libros del siglo XX del diario francés Le Monde y en los 100 mejores libros de todos los tiempos del Club de libros de Noruega.

La primera edición de la novela fue publicada en Buenos Aires en mayo de 1967 por la editorial Sudamericana,​ con una gran acogida por parte de la crítica y del público, y tuvo una edición total inicial de 8000 ejemplares. Hasta la fecha se han vendido más de 30 millones de ejemplares y ha sido traducida a 35 idiomas.

Discurso al recibir el Premio Nobel de Literatura en Estocolmo, el 8 de diciembre de 1982

“América Latina no quiere ni tiene por qué ser un alfil sin albedrío, ni tiene nada de quimérico que sus designios de independencia y originalidad se conviertan en una aspiración occidental. No obstante, los progresos de la navegación que han reducido tantas distancias entre nuestras Américas y Europa, parecen haber aumentado en cambio nuestra distancia cultural. ¿Por qué la originalidad que se nos admite sin reservas en la literatura se nos niega con toda clase de suspicacias en nuestras tentativas tan difíciles de cambio social? ¿Por qué pensar que la justicia social que los europeos de avanzada tratan de imponer en sus países no puede ser también un objetivo latinoamericano con métodos distintos en condiciones diferentes? No: la violencia y el dolor desmesurados de nuestra historia son el resultado de injusticias seculares y amarguras sin cuento, y no una confabulación urdida a 3 mil leguas de nuestra casa. Pero muchos dirigentes y pensadores europeos lo han creído, con el infantilismo de los abuelos que olvidaron las locuras fructíferas de su juventud, como si no fuera posible otro destino que vivir a merced de los dos grandes dueños del mundo. Este es, amigos, el tamaño de nuestra soledad”.

También puede leer: El boom latinoamericano según Mario Vargas Llosa. 


Canción actual
Title
Artist