Literatura

La poesía de Nicolás Guillén llegó como bálsamo sanador en tiempos complejos, convirtiéndose en el Poeta Nacional de Cuba en la era de la revolución castrista. Dentro de su legado poético, existen más de dos decenas de libros, publicados principalmente a lo largo de la segunda mitad del siglo XX. Hoy recordamos en su voz, cuatro de sus poemas.

“Tengo”: Nicolás Guillén escribió este poema en 1964 después de la revolución cubana. En este texto Guillén escribe sobre los nuevos derechos hereditarios que recibió como un hombre Afro-Cubano. Con la revolución, Fidel Castro había declarado la isla libre de racismo y que todos serían iguales, razón por la cual, la población negra en Cuba adquirió un sentido de pertenencia e igualdad que no había sentido antes.

“La sangre numerosa”: el poeta se inspira en el hecho acontecido el 15 de abril de 1961, cuando los aeropuertos en Cuba amanecieron bombardeados por aviones B26 de fuerza norteamericana. Ese año fue de duras pruebas para la aún joven revolución cubana. La contrarrevolución en el exilio había aumentado sus agresiones contra la Isla, aprobadas por el gobierno de Eisenhower primero y por el de Kennedy después. Siete muertos y 53 heridos fue el balance de la cobarde agresión a los aeropuertos de Ciudad Libertad, San Antonio de los Baños y de Santiago de Cuba.

“Responde tú…”: el poema está inspirado nuevamente en los hechos de la revolución cubana. Es una contestación a los que se han ido de la isla y se han refugiado en el extranjero. En este breve soliloquio, hace un llamamiento a las bellezas de la isla y mira celosamente lo que les ofrecen otras patrias y otros paisajes.

“Se acabó”: en una nueva alusión a la revolución, Guillén expresa que gracias a la promesa hecha por José Martí, uno de los grandes próceres de Cuba, Fidel Castro alcanzó y vio cumplido el sueño cubano de la emancipación de la oligarquía de aquel entonces.


Canción actual
Title
Artist