Los fragmentos perdidos de las obras de Beethoven

Por: HJCK Radio
@HJCKRadio Ilustración: Vanessa Guerrero Urbina

Música

El Rondó para piano y orquesta en si bemol mayor, que escucharemos para comenzar este capítulo, al igual que muchas otras obras de Beethoven como el concierto para violín en do mayor no se conserva copiado en todas sus partes.

El Rondó para piano y orquesta en si bemol mayor, que escucharemos para comenzar este capítulo, al igual que muchas otras obras de Beethoven como el concierto para violín en do mayor no se conserva copiado en todas sus partes. Fue editado póstumamente en 1829, una vez que el antiguo alumno de Beethoven Carl Czerny hubo completado la parte de piano y la partitura de orquesta. El rondó constituía originalmente el Finale del segundo concierto para piano en si bemol,op.19. Probablemente para la segunda versión de la obra de 1793.El movimiento está aun íntimamente ligado al carácter de la música de sociedad y no presenta con mucho unos temas tan caracterizados como el Finale de la versión definitiva. Resulta difícil juzgar con justicia el primer Rondó al compararlo con el movimiento que lo sustituye: el finale definitivo es sin duda mejor, y como es sabido: lo mejor es enemigo de lo bueno.

El 23 de diciembre de 1806 tuvo lugar el estreno del concierto para violín en re mayor,op.61 de Beethoven. Unas semanas después del estreno llegó de visita a Viena el compositor y pianista Muzio Clementi. El italiano dirigía en Londres una editorial de música y en sus viajes estaba continuamente a la búsqueda de nuevas obras que pudiera publicar en su editorial.

En Abril de 1807 suscribió con Beethoven un contrato por el cual adquiría para Inglaterra los derechos entre otras obras de los cuartetos,op.59 del concierto para piano en sol mayor y de la cuarta sinfonía. Al mismo tiempo Beethoven aceptó la sugerencia de Clementi de elaborar el concierto para violín como concierto para piano. Parece que el compositor llevó a cabo la nueva versión en ese mismo año, puesto que ya en 1808 aparecen editadas en Viena la versión original y el arreglo.

El concierto para violín está dedicado a Stephan von Breuning y el de piano a su mujer Julie von Breuning. Clementi no publicó en Londres la versión para piano hasta 1810. Pues Beethoven se encontraba en dificultades económicas a principios de 1807, resulta verosímil la suposición de que fue esto los le decidió a acceder al deseo de Clementi de realizar la versión para piano. No es imaginable una justificación de tipo artístico: la concepción de la parte solista, sobre todo por lo que toca al melodismo y a la preferencia por las tesituras agudas, está tan determinada por las peculiaridades  del violín y en parte especialmente por las aptitudes del violinista Franz Clement que sólo de manera relativa puede convencer una transposición al carácter sonoro del piano de una índole totalmente diversa y en muchos pasajes se detecta claramente la falta de autenticidad de la parte de piano.


Canción actual
Title
Artist