Tras su colapso mental que siguió a su divorcio de 2006 y la batalla por la custodia de sus hijos, Spears fue fotografiada en estaciones de servicio descalza o conduciendo con un hijo en su regazo. ¿Qué hizo el mundo? Comprar revistas con las fotos de los paparazzis que la acosaron.

El mundo, a través de Twitter, se está disculpando con la cantante Britney Spears tras el acoso de paparazzis, burlas en redes sociales y maltratos del público en general, bajo el hashtag “We are sorry Britney“. Lo anterior debido al reciente debut del documental Framing Britney Spears, producido por The New York Times, en el que expone todas las batallas que la princesa del pop ha pasado a lo largo de su carrera. La responsable de este trabajo audiovisual es la actriz y columnista Samantha Stark, que no duda en ahondar en la polémica que rodea a la artista desde hace años. Su padre James es el completo responsable de todos sus actos, por lo que tiene que dar su aprobación para casi cualquier cosa que desea hacer su hija.

La cinta cuenta con entrevistas de seguidores, amigos de la cantante y hasta familiares, mismos que buscan la libertad de Britney, quien está bajo tutela de su padre James Spears. Entre los testimonios más interesantes, se encuentra el de un abogado que está luchando por liberar a Spears de la tutela de su progenitor. Tampoco falta el de su anterior defensor, que intentó, sin éxito, conseguirlo en el año 2020. En cambio, ningún miembro de su familia ni su exmarido Kevin Federline han querido participar.

“La crisis emocional de Britney inició por depresión post parto. La tutela al principio le salvó su vida, pero se volvió una nueva forma de esclavitud moderna. Si ocurriera ahora, la estaríamos protegiendo y no juzgando misóginamente”, escribió un usuario de Twitter. “Sin duda alguna el último documental está haciendo ruido a nivel mundial y aclaró muchas dudas”, se lee en la tendencia de la red social.

Entre los testimonios más interesantes está el de su abogado, quien lucha por liberar a Spears de su padre, Jamie Spears. La cinta analiza también el reciente movimiento #FreeBritney, organizado por sus fans para intentar conseguir que la cantante pueda disponer de plena libertad en su vida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Pictoline (@pictoline)

Todo se remonta al infame año 2007 para la cantante, marcado por un comportamiento errático y problemas con las drogas, acrecentados por el acoso de paparazzis tras su divorcio de Kevin Federline y el lanzamiento del disco Blackout. 

El padre de Spears tuvo un importante rol en aquellos momentos, asumiendo su tutela cuando en 2008 fue ingresada en un psiquiátrico y perdió la custodia de sus hijos.Ahora con 39 años de edad, todavía está bajo esta batalla legal, que retoma y explora el documental “Framing Britney Spears”. La cantante no puede ver a sus hijos, conducir o votar sin el permiso de su padre.

Estas son algunas de las reacciones de los fanáticos:


Canción actual
Title
Artist