Cine

La nueva película del director de cine se desliga de su tono acostumbrado y se dedica a contar la tristeza del final de la vida, a raíz de la demencia.

Basta con mencionar a Gaspar Noé para que aparezcan distintos adjetivos que lo describen: es crudo, diferente, atrevido y se ha consolidado como referente de “lo distinto” para muchos otros artistas. Sus películas han atravesado narrativas múltiples en las que convergen la violencia, el amor y las drogas, dentro de muchos otros escenarios. 

Gran parte de su obra ha sido presentada en Cannes, desde Irreversible, pasando por Clímax, hasta Love, Noé ha enamorado a cientos de asistentes con sus historias. En la celebración del 2021, lo consiguió de nuevo, esta vez con una historia que sume a los personajes en la más dolorosa realidad.

Vortex, su nueva película, cuenta la historia de una pareja senil al borde de la muerte. Dentro del elenco de la cinta están Françoise Lebrun, Dario Argento y Alex Lutz, quienes interpretan a los personajes principales de la trama.

Luego de su estreno en el marco de la edición número 78 del Festival de Cannes, la crítica ha catalogado la cinta como la más personal en la carrera de Noé. El mismo director se refirió a esto, “probablemente sea mi película más cercana a la vida real. No está basada en mi historia personal, pero he visto esta situación a través de mis abuelos, mi madre y muchas personas cercanas”.

La madre del cineasta padeció de la misma enfermedad y falleció a causa de esta hace 8 años. Noé también se refirió al cambio de visión de esta película y aseguró que “es hora de encargarse de los viejos atractivos”.

“También tenía ganas de filmar otra cosa diferente a mis tonterías con la droga y el sexo. El fin de la vida es un tema tan doloroso que todavía es tabú, aunque en todas las familias, los padres pierden un día la cabeza (…). ¡Estas cosas se tienen que mostrar!”, dijo el director al finalizar la proyección de Vortex.


Canción actual
Title
Artist