No Ficción

"Un periódico de ayer" es la nueva apuesta de La No Ficción y se estrena el próximo mes de Junio. Hablamos con Juan Serrano sobre la idea de este proyecto y el eco de los hechos del pasado en el presente.

En América Latina son muchas cosas las que nos hermanan. Nuestra historia ha estado marcada por la violencia y la desaparición, y por desgracia, ha sido una constante en todos los países del sur del continente. Sin embargo, pasan tantas cosas a la vez que nuestra cotidianidad está hecha de titulares: corrupción, desapariciones y violaciones de derechos hacen parte de los episodios inolvidables para los latinos pero ¿qué hay después de la noticia?

Convencidos del eco incalculable de los hechos del pasado en el presente, el equipo de la casa productora de podcast La No Ficción presenta “Un periódico de ayer”, un podcast que revive hechos del pasado para entender cómo han transformado vidas privadas. Hablamos con Juan Serrano, productor de la serie, sobre el proyecto, el auge del podcast y la importancia de narrar hechos históricos.

En el desarrollo de los shows de La No Ficción ha habido un proceso intuitivo de producción, motivado desde el principio por un interés Narrativo de Juan Serrano y Daniel Díaz, fundadores del proyecto. Dentro de sus podcast y episodios se encuentran El Topo, La hija del espía, La Desaparición del Padre Gallego y Prohibido abrazar, el último estreno. Su nueva apuesta es “Un periódico de ayer

¿Cómo llegan a la idea de “Un periódico de Ayer”?

“Para hablar de un periódico de ayer hay que hablar de un par de proyectos previos en los que hubo  un gran interés narrativo por episodios de mucha más investigación, sin tener muchos planes futuros en el que todavía era muy incierto cuál podía ser el rumbo de las historias. Con La hija del espía y La Desaparición del Padre Gallego entendí varias cosas: por un lado, que había una gran oportunidad en el universo del audio para ir hacia hechos del pasado y enlazar esos grandes sucesos que fueron noticia con asuntos más privados y emocionales. Por ejemplo en la historia del espía, el tercer episodio es la conversación que tuve con la hija de este espía soviético que reclutó la CIA en Bogotá y resultó haciendo trabajos para ellos. Lo que me llamó la atención de esa historia fue cómo un evento que aparentemente está “muerto”, como puede ser el espionaje de la Guerra Fría, todavía tiene huella y manifestaciones en el presente.

A mí me gusta mucho esa idea de William Faulkner “el pasado no existe, ni siquiera es pasado”, esa idea que todo lo que pasa tiene manifestaciones en el presente y creo que ese es el corazón de este podcast, donde queremos ir hacia hechos del pasado y actualizarlos para entender cómo estos hechos que quedaron atrás todavía tienen huella en la vida privada de las personas”.

“Un periódico de Ayer” se ha estado gestando desde hace un buen tiempo, no solamente por la investigación que requieren este tipo de historias, sino por la necesidad de ir afinando formas de narrar y formas de producir audio. Para el equipo, esta es una oportunidad de subir el nivel de su casa productora.

En palabras de Serrano, “las semillas de esta idea ya estaban en la historia del espía y está también muy presente en la desaparición del padre Gallego porque eso fue un hecho del año 61, pero sigue siendo una herida abierta al interior de la familia de este sacerdote. Con esa idea formulamos un nuevo podcast, hay in interés y tenemos ciertos indicios que a la gente, o por lo menos a nuestra audiencia, le gusta y les interesa conocer la historia no en un sentido académico, sino desde el entretenimiento y eso es lo que un podcast sabe hacer”.

El financiamiento para los proyectos de audio y los podcasts siguen siendo escasos porque aún hay poca credibilidad en el formato, ¿Cómo logran una alianza con Google?

“En diciembre del 2018 Google sacó una convocatoria mundial para promover nuevas voces en el ecosistema de los podcast a nivel global con la premisa – muy americana – de sentir que el mundo del podcast en ese momento estaba dominado por hombres blancos. Había que diversificar las voces para hacer, lo que los abogados llaman, una acción afirmativa donde grupos pocos representados tienen acceso a ciertos escenarios.

Nosotros aplicamos la primera vez con una idea distinta, era un propuesta en la que queríamos hacer permanente el tema de desaparecidos y enfocarnos a casos específicos de desapariciones forzadas en América Latina, sus facetas judiciales, al interior de la familia, dónde puede estar. Un podcast muy investigativo donde cada temporada fuera un caso, partiendo del hecho que la desaparición forzada es una tragedia que nos hermana en Latinoamérica. Esa idea llegó a los 20 finalistas del concurso, no quedamos y fue un golpe muy duro porque estábamos muy ilusionados, ese pudo ser un punto de quiebre para La No Ficción, tener recursos y dar un salto de calidad. En esa oportunidad, por América Latina quedó seleccionado Las Raras de Chile, sabíamos que había una segunda ronda que iba a salir a comienzos del 2019 y empezamos a pensar qué otra idea presentar.

No queríamos la misma porque a pesar que le había ido bien, era una idea derrotada. Entonces nos fuimos por la semilla que tenían los episodios del espía y el sacerdote. Además, yo quería ampliar el equipo, que no fuéramos los mismos dos que habíamos aplicado y le dije a un amigo que la universidad, Miguel Reyes, que también derivó en el periodismo. Junto a Daniel y Miguel aplicamos al programa de Google.

Este programa lo hace Google con una empresa tecnológica, muy metida en el mundo del audio, que a la vez tiene una red de podcast PRX. Ganamos en esta segunda etapa y esto nos dio, por un lado, un entrenamiento en el que replanteamos muchas cosas para pensar en cómo ser sostenibles y por otro, aspectos técnicos, cómo abordar la historia, cómo pensar en audiencias. Finalmente, encontramos financiación que nos ha permitido vivir de esto con la esperanza que pueda ser sostenible a largo plazo”.

Finalmente, en este momento hay un montón de gente haciendo podcast, pero en este proyecto hay un interés por contar historias de vida, pero ¿Cuál crees que es la importancia de crear este tipo contenidos?

“Celebro la explosión de interés en el mundo del audio y las ganas de hacer podcast, también creo que en la medida en que pueda haber nuevas personas que crean en el formato, cada vez se va a expandir más el espectro de temas que se tratan, pero también va a haber una mejora de calidad en la oferta. Todavía creo que estamos en un momento muy inicial, son pocos los que están dedicados tiempo completo a crear cosas en audio, pero soy optimista y en el curso en el que se desarrollen las cosas van a ser más.

Aunque nunca pensamos este podcast en términos de “memoria histórica” porque es un término que detiene a mucha gente y, en ocasiones, es visto como un tema de cartilla escolar, deberes del país, lo que queremos hacer es que durante 45 minutos la gente pase un buen rato y aprenda de la historia del país conmoviéndose como lo hacen la buenas películas o series, y quizás indirectamente hacer memoria.

En mi visión como narrador sí hay un deseo porque quede registro de las cosas que pasan y, con el paso del tiempo, no caigan en completo olvido. Sí hay un deseo de rescatar lo que está en riesgo de olvidarse, pero dentro de mis ambiciones está hacer cosas entretenidas y que la gente vaya a ellas no por un deseo de ser un buen ciudadano, sino porque quiere entretenerse, conmoverse y emocionarse con una pieza en audio”.

El estreno de “Un periódico de Ayer” será el próximo 3 de junio, estará disponible en todas las plataformas de audio y aunque no hay adelantos aún, este fragmento nos da pistas de lo que vendrá. ¿Se animan a escucharlo?

 

Etiquetado como:

Canción actual
Title
Artist