Un nuevo cine cubano se cocina en medio de reclamos por libertad de expresión

Por: Carlos Batista
@HJCKRadio Imagen de la película "Fresa y chocolate"

Cine

Cuba promueve el surgimiento de un nuevo cine a través de un fondo para financiar innovadores proyectos, como resultado de una larga negociación entre cineastas y el gobierno iniciada antes de la reciente movilización de artistas a favor de la libertad de expresión.

Transcurridos unos días de la manifestación de unos 300 artistas frente al ministerio de Cultura para demandar diálogo por la libertad de expresión, este miércoles se anunciaron otros 24 proyectos ganadores en ficción, documental y animación que recibirán apoyo económico. Hemingway hablando en español sobre Cuba

“Surgirá un nuevo cine cubano, está surgiendo”, dijo el presidente del Festival de La Habana, Iván Giroud, en la inauguración de su 42° edición el jueves pasado.El Fondo de Fomento del Cine Cubano aprobado en junio de 2019 mediante el decreto 373, que reconoce la figura del creador audiovisual y cinematográfico independiente, será la matriz de ese nuevo cine.

Este fondo es resultado del diálogo que por muchos años ha mantenido el G-20, que representa a los cineastas, con las autoridades para obtener una largamente añorada Ley de cine, que sigue sin concretarse.  “Los primeros resultados son alentadores y servirán no solo para descubrir nuevos talentos y nuevas obras, sino para romper esquemas mentales y productivos, sectoriales y generacionales, temáticos y estéticos”, afirmó Giroud. Sin embargo, consideró que “el camino no será fácil” y que “de todos será responsabilidad encauzarlo hacia su mejor destino”.

Buenas y nuevas historias

Se trata de un financiamiento concedido por el estatal Instituto de Cine (ICAIC) para el desarrollo y producción de proyectos, cuyos realizadores deben gestionar como parte de la financiación de sus películas.Aunque ya existe algún cine independiente en Cuba desde hace años, el ICAIC sigue siendo el gran productor y distribuidor nacional. Es el dueño de las salas de cine y la entidad que determina las películas que ahí se proyectan.

Es “un espacio diferente para producir películas que aspiran ser artísticamente ambiciosas, de confrontación, búsquedas y sobre todo diversas”, dijo de su lado la realizadora Rebeca Chávez, quien intervino en el proceso. La ejecución del Fondo esta relacionada con el “compromiso esencial” de buscar “buenas y nuevas historias capaces de expresar la rica, diversa y compleja sociedad cubana”, sostuvo la directora de cine.

Los comités de selección evaluaron anteriormente 36 proyectos en escritura de guión, 18 en desarrollo y 8 en posproducción. En total se consideraron 62 propuestas y 23 ya habían sido beneficiadas.Buena parte de los participantes son jóvenes y mujeres. El 39% son menores de 35 años, el 53,8% son directoras y el 30,7% productoras y directoras, dijeron los organizadores.

“Libertad absoluta”

“Veo con buenos ojos y aplaudo el decreto 373, es una oportunidad para hacer obras, para dar oportunidades a nuevos y viejos cineastas a dar a luz proyectos”, declaró a la AFP el productor y director Ricardo Figueredo. Aunque “condiciona la libertad de expresar, pero no todas las películas tienen que tener una bis crítica o política”, añade.

Figueredo estuvo entre los más de 300 artistas congregados el 27 de noviembre frente al ministerio de Cultura, que tuvieron una primera ronda de diálogo. Sin embargo, una semana después la representación de los artistas exigió otras condiciones para continuar y el ministerio rompió las conversaciones siguiéndolas después con otros artistas afines.

“Fuimos a pedir un diálogo para reformas en la cultura, que no están implícitas ni en el G-20 ni en el decreto 373: la censura desmedida, la persecución y los castigos a los artistas con una visión y opinión diferentes”, agregó. Otro participante fue el documentalista Juan Pin Vilar, que manifestó su desacuerdo con cualquier tipo de limitación a la libertad de expresión. “No estoy de acuerdo con que nadie sea reprimido por lo que piensa, porque haga una película, un documental. Creo que debe haber una libertad absoluta como en cualquier país moderno”, dijo a la AFP.

Senel Paz, escritor y guionista de la galardonada cinta “Fresa y chocolate” (1993), dijo al recibir el Premio Nacional de Cine 2020 que sintió “libertad de creación” en los proyectos de escritura y desarrollo presentados al fondo. “Serán los próximos títulos de nuestro cine“. El exitoso director del filme “Conducta” (2014), Ernesto Daranas, dijo en un blog que comparte “la esencia” de las demandas presentadas al ministerio de Cultura.

“Una parte de mi obra la he hecho con las instituciones de la cultura cubana; no me han faltado encontronazos, pero hasta hoy ninguna ha sido objeto de censura. Eso es lo que exijo para todo artista y para cualquier cubano”, añadió.


Canción actual
Title
Artist