Arte

A modo de reivindicación y con la certeza de su originalidad, el cuadro será exhibido en el marco de una exposición en curso sobre el joven Rembrandt.

Titulado “Cabeza de hombre con barba”, el pequeño retrato que representa a un anciano mirando hacia abajo, fue legado al Museo Ashmolean de Oxford en 1951 y exhibido como una pieza original de pintor neerlandés Rembrandt. El panorama se hizo oscuro cuando en 1982, el Proyecto de Investigación Rembrandt, autoridad en el trabajo del pintor, calificó la pintura de falsa y esta fue almacenada. La obra nunca más vio la luz, ni fue expuesta.

Nuevamente, la pintura ha sido un blanco de atención para los conocedores y estudioso del arte, pues según investigaciones realizadas usando nuevas tecnologías permiten “confirmar que fue pintada en el estudio de Rembrandt alrededor de 1630”, anunció el museo Ashmolean en un comunicado. Es decir, la obra es realmente una pieza original.

El cuadro que había sido retirado durante 40 años por un museo británico por considerarlo “un falso Rembrandt”, procede efectivamente de la escuela del maestro flamenco y se someterá a un análisis profundo para determinar si él es el autor, anunció este martes la institución.

A modo de reivindicación y con la certeza de su originalidad, el cuadro será exhibido en el marco de una exposición en curso sobre el joven Rembrandt, “antes de someterla a más investigaciones y trabajos de restauración en los laboratorios de Ashmolean para determinar si hay alguna evidencia de la autoría Rembrandt”, añadió el museo en su comunicación oficial.

En el marco de dicha exposición, la comisaría An Van Camp decidió reexaminar la obra. El cuadro fue analizado utilizando la técnica de la dendrocronología, un método de datación de la madera que estableció que la obra fue pintada sobre un panel extraído de un roble talado en 1618 y 1628 en las costas del mar Báltico y que ya había sido utilizado en otras obras de Rembrandt.

Van Camp explicó al diario británico The Guardian que los expertos que rechazaron la pintura en 1982 la habían clasificado como procedente “de finales del siglo XVII, cuando Rembrandt ni siquiera estaba vivo”. An Van Camp afirma que desde que supo de la obra, estuvo convencida de su autenticidad, no solo porque la técnica corresponde a la que utilizó Rembrandt, sino porque la imagen responde a su interés pictórico, rostros que transmiten melancolía y en los que es notorio el peso del tiempo.

*Con información de AFP

 

Etiquetado como:

Canción actual
Title
Artist