Esta red social que supera las mil millones de descargas tiene algunos espacios oscuros que, en cuanto pasa el tiempo, se van descubriendo. Además de sus problemas de seguridad, Tik Tok tiene alguna políticas de censura que debería tener en cuenta a la hora de usarlo.

TikTok, la popular red social para compartir vídeos, sigue generando titulares debido a sus problemas de seguridad, que parecen no disminuir. A la prohibición de su uso en los teléfonos oficiales del Ejército y la Marina de los Estados Unidos, se suma el hallazgo de múltiples vulnerabilidades que podían exponer las cuentas, la información de los usuarios y los vídeos y que han sido parcheadas recientemente. El equipo de investigación de Proofpoint ha examinado la aplicación y su comportamiento para ver el verdadero impacto de TikTok en la privacidad de los usuarios.

India, por ejemplo,  prohibió el lunes, 30 de junio, 59 aplicaciones chinas, entre ellas TikTok y WeChat, alegando preocupaciones sobre su seguridad nacional y sobre el respeto a la privacidad, unas semanas después del enfrentamiento entre grupos de militares de las dos potencias nucleares en la frontera himalaya. “El gobierno indio ha decidido no autorizar más el uso de ciertas aplicaciones […]. Esta decisión busca garantizar la seguridad y la soberanía del ciberespacio indio”, declaró el ministerio de Tecnologías de la Información en un comunicado.

La app TikTok se ha descargado más de 1.000 millones de veces desde 2017. En agosto de 2019 fue la app más descargada tanto para Android como iPhone en todo el mundo. La china ByteDance, creadora de TikTok, se convirtió hace un año en la startup más valiosa con 75.000 millones de dólares, por encima entonces de Uber.

“TikTok es una de las aplicaciones de redes sociales más populares entre los adolescentes, con cientos de millones de usuarios activos en todo el mundo. Sin embargo, como con todas las aplicaciones, es importante estar al tanto de la información que recoge, ya que podría causar problemas de privacidad”, comenta Sherrod DeGrippodirector senior de Investigación y Detección de Amenazas en Proofpoint. “TikTok requiere una gran cantidad de datos y permisos de usuario, incluyendo el rastreo por GPS. Y, como revelan los datos a los que accede, recomendamos a los usuarios tomar precauciones: asegurarse de limitar proactivamente quién puede ver e interactuar con el contenido, restringir la información GPS compartida y revisar la política de privacidad”, concluye DeGrippo.

La juventud del público objetivo de TikTok y la naturaleza del contenido que la gente crea y comparte en la plataforma han puesto la privacidad de la aplicación en el foco de atención en los últimos meses. Además, las preguntas sobre dónde se almacenan los datos de TikTok han llevado a los usuarios a plantearse quién podría tener acceso a esos datos. Aunque los investigadores de Proofpoint no han encontrado nada que indique actividad maliciosa o que TikTok haya violado su política de privacidad, los usuarios deben ser cautelosos, especialmente en cuanto al contenido que graban y publican.

Respecto a los permisos que requiere TikTok en los dispositivos Android e iOS después de su instalación, si bien algunos son los esperados para este tipo de aplicaciones, al comprobar toda la información que recoge la app, podría ser motivo de preocupación. Estos permisos permiten a TikTok: acceder a la cámara (y sacar fotos/vídeos), al micrófono (y grabar el sonido), a la conexión WiFi del dispositivo y a la lista completa de contactos del dispositivo; determinar si Internet está disponible y acceder a la Red; mantener el dispositivo encendido e iniciarse automáticamente cuando se reinicia; obtener información detallada sobre la ubicación del usuario utilizando el GPS y otras aplicaciones que se estén ejecutando; y acceder y guardar en el almacenamiento del dispositivo, instalar/quitar accesos directos, acceder a la linterna (apagarla y encenderla) y solicitar la instalación de paquetes adicionales.

Entre otras cosas, se pide a los moderadores que no dejen que ‘los rasgos faciales feos’ aparezcan en las recomendaciones de la página principal de la plataforma; como tampoco dejen que usuarios con ‘formas corporales anormales’, ‘tripas cerveceras’, ‘sonrisas imperfectas’ o rostros con ‘demasiadas arrugas’, todo ello considerado de ‘baja calidad’, lo hagan. También entran dentro de este selecto grupo aquellos que viven en casas consideradas ‘ruinosas’ o ‘vertederos’, y como tales no pueden ser promocionados en la plataforma. Uno de los documentos, cuentan, va incluso más allá, pidiendo a los moderadores que busquen rendijas en las paredes e imperfecciones en el papel pintado, para eliminarlo o ‘castigar’ a estos usuarios con menores audiencias.

En Android, la aplicación tiene la capacidad de acceder a otras aplicaciones que se ejecutan al mismo tiempo, lo que puede dar a la aplicación la capacidad de acceder a los datos en otra aplicación, como una aplicación bancaria. Sin embargo, el equipo de investigadores de Proofpoint no tiene ninguna evidencia de que TikTok abuse de esta capacidad.

Tambien se ha examinado la información que se distribuye a través de la red desde la aplicación de TikTok para Android. Entre la información transmitida figuran datos de geolocalización, incluyendo longitud, latitud y zona horaria; información del dispositivo, incluyendo ID de Android, IMEI (International Mobile Equipment Identity), acceso a la libreta de contactos, zona del operador del dispositivo, zona del dispositivo, versión de sistema operativo del dispositivo, idioma del dispositivo, tipo de conexión del dispositivo y código de red móvil; e información de la app, incluyendo nombre de la app. Esta información se envía a los servidores de TikTok y, en base a su política de privacidad, se debe presumir que está almacenada allí.

Censura política de su contenido

La sospecha es porque, como empresa china, debe seguir las normas de su gobierno. El Guardian reveló las reglas de moderación de TikTok, que la compañía dice que dejó de usar en mayo.

En el capítulo sobre “discurso de odio y religión”, TikTok suprimía las críticas al socialismo chino junto a estos otros supuestos: “Crítica hacia las políticas, reglas sociales de cualquier sociedad, como una monarquía constitucional, monarquía, sistema parlamentario, separación de poderes, sistema socialista, etc.” En TikTok los modelos de Estados no se tocan.

En su respuesta al Guardian, Tiktok dijo que esas pautas están “desactualizadas” y que hoy adoptan “enfoques localizados, que incluyen moderadores locales, contenido local y políticas de moderación, refinamiento local de políticas globales”. EL PAÍS pidió a TikTok que aclarara cuáles eran ese “contenido local y políticas de moderación, refinamiento local de políticas globales”. Si esos moderados y adaptaciones locales existen, en TikTok no los tienen a mano. Después de más de 4 días siguen sin responder a cómo hacen ese “refinamiento local de políticas globales”.

La moderación de contenido de las grandes redes online será uno de los temas del futuro. Facebook acaba de anunciar que no comprobará la veracidad de lo que digan los políticos. No quiere meterse en el jardín de castigar a Donald Trump o Pedro Sánchez por mentir. Pero ¿y si repiten con sus palabras un contenido falso que Facebook ya ha desmontado? ¿O si alguien poco cuidadoso con la verdad anuncia que se presenta a unas elecciones, Facebook dejará de someterle a los mismos estándares que al resto?

Será cada vez más difícil saber por qué vemos lo que nos enseñan y, sobre todo, qué dejamos de ver.


Canción actual
Title
Artist