Literatura

Danzas, exilios, reflexiones y crónicas hacen parte de las historias que llegan a las librerías en el mes de octubre. ¿Con cuál empezarían?

Aunque el mundo nos parezca detenido en la espera de volver a salir, siempre pasan cosas. Siempre, además, se escriben y publican libros, tantos que parece que no sabemos por dónde empezar para lograr leerlos todos. A manera de guía, pero sobretodo, como un abrebocas para nuevas lecturas, les contamos cuáles son los lanzamientos que no se pueden perder en el décimo mes del año. Lea también: “Nuevas lecturas para acompañar los días“.

“Toques De Son Colorá” – Adelaida Fernández Ochoa

Del Pacífico hasta el Caribe, estas notas cuentan la historia de Rosa, modista de barrio y figura majestuosa, una bailarina de fuego que se hace inmortal con la noche, primero violada, después madre y ahora recuerdo. Entre el mosaico colorido de sus conocidos, la vida, la enfermedad y la muerte sirven de marco para hablar del dolor y la fidelidad: que se sepa que donde ha reinado la salsa, la fiesta se goza hasta la vida siguiente.

La escritora Caleña ha hecho de estas letras una pista de baile y a lo largo del libro, le propone a los lectores bailar. Esta es una novela para mover los pies, un sentido canto a la amistad, un bello homenaje a los melómanos y bailadores de Cali, a sus madrugadas de fiesta y música latina donde se cuelan soneros y voces duras, donde el abrazo y la herencia africana —que viva Changó— retumban en cada golpe de percusión.

Adelaida Fernández reitera con esta obra su apuesta por el estilismo desde el lenguaje. El ritmo, la cadencia y la palabra construyen un laberinto sonoro del que, lejos de escapar, provoca quedarse por siempre a bailar con los ojos cerrados.

“Como polvo en el viento” – Leonardo Padura

La nueva entrega del escritor cubano cuenta la historia de un grupo de amigos que ha sobrevivido a un destino de exilio en Barcelona, en el extremo noroeste de Estados Unidos, en Madrid, en Puerto Rico, en Buenos Aires. A lo largo de la novela, Padruta cuestiona el exilio con una prosa sentida, pulcra. Se pregunta, además, por la sensación que deja en la vida el hecho del desarraigo, del abandono: ¿Qué ha hecho la vida con ellos que se habían querido tanto? ¿Qué ha pasado con los que se fueron y con los que decidieron quedarse? ¿Cómo les ha cambiado el tiempo?

El tiempo y el recuerdo son formas que se funden en la trama de la novela. En el trauma de la diáspora y la desintegración de los vínculos, esta novela es también un canto a la amistad, a los invisibles y poderosos hilos del amor y las viejas lealtades. Un retrato humano conmovedor, otra obra cumbre de Leonardo Padura.

“Los Cines Por Venir” – Jerónimo Atehortúa

En este libro se reúnen mis encuentros con quince autores contemporáneos. Mientras preparaba las primeras entrevistas pensaba que mi interés eran los procesos creativos de cada director o directora, pero, en el camino me di cuenta de que mis preocupaciones iban mucho más allá de entender el oficio. Me descubrí trazando relaciones de entrevista a entrevista, armando una constelación personal entre autores, detectando sus tradiciones, influencias, haciendo interpretaciones, creando puentes y diálogos. También descubrí que, aunque todos los diálogos fueron sostenidos con un buen grado de espontaneidad, sin seguir un formato idéntico, en ellos se repetían ciertas preguntas de forma evidente. Una de las cosas que aprendí al escribir este libro, fue a leer con cautela aquello que dicen los autores sobre sus obras. 

Sus discursos son paratextos que buscan guiar la recepción de sus películas en uno de los múltiples sentidos que pueden tener, incluso si manifiestan no querer decir nada para no determinar al espectador. En esto estoy de acuerdo con Ricardo Piglia, no creo que existan autores sin teoría: en todo caso la ingenuidad, la espontaneidad, el antiintelectualismo son una teoría, bastante compleja y sofisticada.

“La Magia De Leer En Voz Alta” – Meghan Cox

Diferentes estudios han demostrado recientemente que leer en voz alta a los niños estimula la adquisición temprana del lenguaje, impulsa el desarrollo cognitivo y potencia la capacidad de atención que nos quitan las pantallas, además de fomentar la empatía y el vínculo afectivo.

 Las pruebas son tan abrumadoras que los científicos sociales consideran la lectura en voz alta uno de los indicadores más importantes del éxito en la vida. En un libro exquisito que reúne la más avanzada neurociencia con experiencias reales y literarias, Meghan Cox, crítica de literatura infantil en el Wall Street Journal, desvela los maravillosos beneficios que esta antigua costumbre aportará a personas de todas las edades. Y no hace falta casi nada: tan solo un libro, un lugar tranquilo y tres palabras mágicas.

“El pelaíto que no duró nada” – Victor Gaviria

Este testimonio, aparecido por primera vez en 1990, cuenta la historia de Alexander Gallego, un muchacho de 16 años del barrio Manrique, de Medellín, una comuna popular que, como muchas, fue el epicentro de la guerra urbana librada por y en contra del narcotráfico en los años 80.

Como Gallego, miles de pelaítos fueron reclutados por la mafia para convertirlos en gatilleros y asesinos motorizados que ejecutaban crímenes horrendos en contra de periodistas, políticos o enemigos de los clanes. Esta historia pone el foco en una víctima que por necesidad y en su minoría de edad se convirtió en un pistolero sin remedio. La historia de su amistad con su hermano, su vida cotidiana, su adicción conmueven a quien quiera conocer de primera mano la terrible realidad que ha padecido la sociedad colombiana como consecuencia de la guerra contra las drogas.

“Geografía del asombro” – Alfonso Macías H.

La pequeña ciudad junto al mar es arrasada por un terremoto. Las ruinas y los rumores se esparcen entre sus habitantes, seres condenados a la repetición en busca de redenciones imposibles. Antonio Bass, un famoso director de orquesta, compone una sinfonía mientras enfrenta el luto por la muerte de su esposa en extrañas circunstancias. Su hijo, ingresado en el Hospital Psiquiátrico, inicia un viaje sin retorno mientras su hermana trata de rescatarlo con el dinero de una estafa. En medio de ellos, un violín se niega a ser vendido.

Esta novela narra desde perspectivas contrapuestas tres historias que se funden hasta volverse una; música, memoria y desamor son aristas de un mundo donde los muertos caminan entre vivos y los vivos ignoran que ya están muertos, pero todos desean, todos sienten, todos escuchan. Geografía del asombro es la constatación de que existe una profunda belleza en lo sombrío y lo enigmático, un panteón de accidentes que mueven la tierra y te enseñan que allí, en esa foto familiar que ha surgido desde los escombros, puede haber alguien que te recuerda desde el pasado.

“El Hereje: Carlos Gaviria” – Ana Cristina Restrepo

A Carlos Gaviria Díaz le gustaban los rompecabezas. Este libro, escrito a cinco años de su fallecimiento, es como uno de estos juegos. La periodista y escritora Ana Cristina Restrepo Jiménez reunió muchas piezas en largas conversaciones y entrevistas con él y tras su muerte recolectó las faltantes con sus familiares, amigos, compañeros y colegas.

Con todo este material construyó el perfil de un hombre de espíritu libre y conciencia liberal, agnóstico irredento, lector voraz, melómano empedernido, dueño de una memoria prodigiosa y un humor cáustico, que con sus acciones públicas dejó huella en la historia de Colombia. Este libro descifra al ser humano y devela las paradojas de su vida dedicada a la defensa de la libertad. La obra incluye al final un capítulo del abogado Santiago Rodríguez Pardo, en el que se analizan en detalle los ocho años que Gaviria fue magistrado de la Corte Constitucional, que con sus audaces sentencias transformó al país.

“El hereje es el título adecuado para calificar la vida y obra de Carlos Gaviria. Eso fue el profesor en sus setenta y siete, casi setenta ocho años, de su paso por el mundo: un díscolo, una mente que disentía siempre, que meditaba e ideaba un orden racional regido por una justicia social que se apartaba del statu quo”, Cecilia Orozco Tascón en el prólogo.

“Otro fin del mundo es posible” – Alejandro Gaviria

Durante el confinamiento obligatorio del primer semestre de este año, Alejandro Gaviria entabló una conversación peculiar con el filósofo inglés Aldous Huxley. Fiel a su idea de que “la lectura es un acto de creación”, se dedicó a leer y releer los ensayos y novelas de este autor, que considera imprescindible y un auténtico pensador del presente. De ese encuentro sincrónico salieron los ocho capítulos que componen este libro, en los que se entrelazan las ideas de uno y otro sobre temas y problemáticas actuales como la vida, la salud y la medicina, las drogas y su prohibición, la educación, la crisis ambiental y el progreso.

Gaviria desempolva también la conexión improbable que tuvo Huxley con Colombia y narra la experiencia que tuvo inspirada en la vida de este escritor. Otro fin del mundo es posible es una obra que reivindica el optimismo, la amabilidad y el aprendizaje como una forma de vida, invita a celebrar la experiencia humana y a no renunciar a la idea de que un mundo mejor es posible.


Canción actual
Title
Artist