Arte

El mural mostraba los rostros de altos mandos del Ejército señalados de 5.763 casos de falsos positivos, civiles asesinados a manos de las FF.MM. haciéndolos pasar por guerrilleros.

“No es la Argentina de Videla ni el Chile de Pinochet. Es la Colombia de Iván Duque y Uribe”, así denuncia el grupo artístico Puro Veneno la censura que varios militares hicieron contra un mural pintado cerca a la Escuela Militar de Cadetes, que mostraba las caras de cinco altos mandos del ejército señalados de ordenar ejecuciones extrajudiciales en casos conocidos como falsos positivos.

Bajo la pregunta “¿Quién dio la orden?”, el mural recordaba la cifra de 5.763 víctimas de falsos positivos, civiles asesinados a manos del ejército haciéndolos pasar por guerrilleros. También, en blanco y negro, aparecían los rostros de altos mandos de las FF.MM., como Juan Carlos Barrera, señalado en 154 casos, Adolfo León Hernández, en 39 casos, Mario Montoya Uribe, en 2429 casos, Nicacio de Jesús Martínez, en 75 casos y Marcos Evangelista, con 45 señalamientos. También le puede interesar: Denuncian que Cancillería vetó el documental ‘El silencio de los fusiles’

Según la denuncia de Sebastián Bojacá, abogado de la organización que impulsó la creación del mural, la Comisión Colombiana de Juristas, la obra estaba siendo pintada en la calle 80 con carrera 30, cuando “llegaron 30 militares y manifestaron que iban a borrar el mural por orden del Ejército, sin especificar quién y por qué dio la orden”. Lea también: Reconstrucción: Así era el mural censurado de Powerpaola y Luis Ospina

“No sabemos por qué generó tanta inconformidad en el Ejército, pues toda vez que pretende realmente es aportar un poco a esa verdad que están esperando las víctimas”, explicó en entrevista con BLU Radio.

La esencia del mural, llamado “polémico” por algunos medios de comunicación, estaba enfocado en la garantía de no repetición y que las víctimas puedan conseguir la verdad, además de ser una forma de mantener viva la historia y demostrar que los hechos ocurrieron.

Para Bojacá, la obra se hacía “dentro de las garantías de no repetición y de la memoria histórica que perdure esta pregunta, pero que sea respondida por quienes cometieron estos hechos de ejecuciones extrajudiciales”. El Ejército no se ha pronunciado al respecto.

Al igual que en otras ocasiones, este acto de censura llevó a que la obra llamara la atención de más personas de las que inicialmente la conocían. En una iniciativa por redes sociales, el grupo Puro Veneno compartió el diseño del mural e invitó a sus seguidores a replicar la obra en distintas ciudades en una iniciativa nombrada #CampañaPorLaVerdad


Canción actual
Title
Artist